Esta oportunidad de inversión lo sorprenderá…

Para los amantes de las transacciones de trading de corto plazo, como es mi caso, una baja de la bolsa es considerado un evento positivo. Hoy le cuento por qué.

Lo he dicho antes y lo repito ahora– una  corrección sería una excelente noticia para los inversores y traders con perspectivas de largo plazo.

Hoy, voy a mostrarle como una corrección accionaria importante podría presentarse en las próximas semanas o meses – y específicamente donde encontrar las mejores oportunidades cuando todo se venga abajo.

Voy a contarle, y puede que lo sorprenda, dónde se encuentran estas alternativas…

¿Alguna vez incorporó a su radar de inversor una acción en ascenso sólo para verla enaltecerse aún más? Uno tiene la esperanza de que el precio de ese activo comenzara a ceder para aprovechar el momento y comprarla. Sin embargo, ese instante no llega y tiene que descartar la idea original. Eso es exactamente lo que sucede en un mercado alcista en pleno auge…

Pero no se preocupe, más temprano que tarde tendrá una segunda oportunidad de obtener ganancias sustanciales. Aun con ese activo…

Durante una corrección, hasta las empresas que aparentan gozar de mayor solidez terminan perdiendo terreno, lo que representa una excelente oportunidad para adquirir activos de primer nivel que se le escaparon en ocasiones anteriores.

Las correcciones y las tendencias bajistas del mercado son parte de la dinámica. Tan simple como eso. Si el mercado financiero nunca se desplomara, no existiría el riesgo.

¿Y adivine qué? Sin riesgo, no hay recompensa.

Las correcciones son la semilla de su próxima cosecha, incluso si a veces le arruinan la fiesta.

Así que ubiquémonos en contexto. Los mercados internacionales están sentados sobre un sube y baja. El índice S&P 500 ha retrocedido casi 6% en lo que va de año. Y usted debería prepararse para ver más números rojos.

Existe una fuerte posibilidad de que la plaza bursátil vuelva a los mínimos de agosto. Y cuando esto suceda las masas reaccionará de la siguiente manera…

Inicialmente, los medios de comunicación financieros enloquecerán (a pesar de que son ellos quienes nos recuerdan continuamente que deshacernos de nuestras tenencias cuando el mercado se agita es una mala jugada a seguir).

La situación de los mercados será la protagonista de las noticias, de nuevo. Todos hablarán de eso.

Aparecerán los pronósticos de escándalo. Aquellos que pensaron que el agosto tempestuoso fue el peor momento de la tormenta, serán los primeros en predecir que la plaza financiera colapsará.

Los inversores exagerarán cada mala noticia con la que se topen. Depresión. Drama. Usted entiende a lo que me refiero.

Pero mientras sus amigos se preparan para la catástrofe, usted estará listo para burlarse de ellos, en vista de que a diferencia de los mismos, sabrá dónde encontrar excelentes alternativas de inversión, en el momento en que solo queden los escombros del mercado.

A continuación conocerá donde podrá ir a pescar oportunidades futuras…

Hace un tiempo, les sugerí a los inversores que eviten participar de las Ofertas Públicas Iniciales (OPIs) con mayor marketing del mercado. Eso estaba totalmente inflado. Debían atarse las manos antes de comprar alguno de esos activos. Y lo dije en serio.

Después de todo, la mayoría de las OPI son una pérdida de dinero por empresas que van y vienen.  Durante el último año, estos codiciosos jugadores han sido muy agresivos a la hora de fijar el precio de su debut en Bolsa. Y ahora, su débil performance se está convirtiendo en una bola de nieve…

grafico

En esa línea, durante los últimos tres meses el Renaissance IPO ETF se ha desplomado casi 15% — más del doble de pérdidas que registra el Nasdaq Composite.

¿Quién puede culpar a los inversores por querer abandonar estas acciones debutantes sobrevaloradas?

Sin embargo, los inversores están pasando por alto un detalle importante: la implacable presión de una corrección en el mercado, podría transformar los pedazos de carbón de estas OPI en diamantes de 18 quilates eventualmente…

“Un análisis de los rendimientos de las OPI de los Estados Unidos, desde 1999 hasta 2015, demuestra que los debuts bursátiles más acertados para los inversores tuvieron lugar luego de un declive anualizado del Nasdaq” establece el Wall Street Journal.

“El año de mejor desempeño fue 2012, luego del descenso del 2% registrado por el Nasdaq en 2011. Para entonces, más del 65% de las OPI generaron rendimientos destacados, según datos de Dealogic y Factset. El peor período fue el año 2000, posterior al avance de 44% del índice, momento en que solo el 20% de las OPI ofrecieron ganancias.”

Y…¿adivine qué? El Nasdaq está pisando firme en el terreno de los números rojos este año. Lo que eventualmente dará origen a muchos diamantes cuando todo se venga abajo.

De acuerdo con cifras de la consultora FactSet, la mitad de la ofertas públicas de 2015 han arrojado rendimientos negativos hasta ahora. A medida que este comportamiento empeore, los especuladores continuarán abandonando las acciones.

Estamos ante una corrección, y no frente al comienzo de una depresión. Como dije antes, las correcciones son saludables para el mercado en el largo plazo.

Sumado a ello, éstas ofrecen oportunidades únicas a los inversores inteligentes, en vista de que la oleada de ventas producto del pánico arrastra consigo a los actores de mayor peso en el mercado.

Para el inversor astuto, es como caerse de pronto sobre una pila de dinero. Es muy fácil de aprovechar.

Pero muchos abandonarán sus posiciones. No todos tienen lo que se necesita para navegar en medio de esta tempestad. Si quiere enfrentar el mercado, todo se resume a esta pregunta…

¿Tiene usted la furia del hombre paciente?

Saludos,

Greg Guenthner

Editor de RudeAwakening PRO, un servicio de AgoraFinancial.

Deja tu respuesta