Sea un experto en el arte de diversificar sus inversiones

Si quiere alejarse del riesgo y de la volatilidad del mercado local, en esta nota le proponemos una alternativa que siempre le ha rendido frutos a los inversores que han apostado por ella.

En tiempos difíciles y de fuerte volatilidad como la que estamos viviendo hoy, lo recomendable es tener una cartera diversificada que permita atenuar el riesgo ante el mal desempeño de algunos activos.

Y como no es fácil buscar herramientas de inversión que nos generen ganancias sin exponernos aunque sea a una mínima cuota de riesgo, en este artículo de Inversor Global le vamos a contar acerca de una alternativa alejada del mercado bursátil que siempre le ha rendido frutos a los inversores que han apostado por ella.

Estamos hablando del arte. Si bien la mayor parte de la gente compra obras meramente por gusto y disfrute, lo que no saben es que pueden estar llevándose consigo una gran inversión.

¿Cómo empezar?

De acuerdo con un artículo publicado hoy en El Cronista, los especialistas afirman que la clave para incursionar en el mundo del arte radica en dos principios. Por un lado, saber elegir el vector que rige el gusto del mercado y, por el otro, identificar los artistas que mejor se cotizan ya sea por su trayectoria o por su aporte innovador.

Siguiendo esta línea, el arte funciona como una reserva de valor. Eso sí, siempre y cuando se trate de una correcta elección, ya que no todo arte es considerado una buena inversión.

¿Cómo detectar una buena inversión?

Al momento de elegir una obra arte hay que tener en consideración una serie de aspectos para evitar cometer errores: la trayectoria del artista, los premios ganados y las disciplinas con mayor potencial de apreciación en el tiempo. En este sentido, los especialistas destacan el grabado y el dibujo, dos ramas que han ganado adeptos entre quienes quieren darse un gusto y hacer una buena elección de negocios.

Estas disciplinas funcionan muy bien para aquellos inversores interesados en dar sus primeros pasos en el ambiente y formar una colección de arte con buena proyección. Según afirman los expertos consultados por la publicación, el grabado reúne un combo irresistible para los primerizos: alto nivel de ejecución artística y precios accesibles.

Entonces rcuerde: la clave está en saber qué comprar. Usted puede adquirir una obra de algún autor reconocido y esperar a que se revalorice en el tiempo, o buscar obras de autores desconocidos por menos dinero y aguardar a que en algún momento puedan llegar a valer más.

¿Cuánto dinero hace falta?

Si bien una obra de arte de estas características puede superar los 100.000 pesos, los expertos afirman que con menos de 50.000 pesos se puede adquirir un trabajo de artistas reconocidos en cualquiera de estas dos disciplinas. Incluso, algunas obras (xilografías, aguatintas, litografías o aguafuertes) suelen registrar precios que se ubican por debajo de esos valores.

En cuanto a las obras de arte en general, las contemporáneas requieren una menor inversión porque tienen la contrapartida del riesgo, mientras que las obras históricas requieren un mayor desembolso de dinero porque poseen una rentabilidad segura a corto-medio plazo.

En la Argentina, las obras de arte pueden comprarse en mayor medida en las galerías. Pero también puede acudir a casas de remate o negociar directamente con los artistas. Se estima que hay que esperar unos cinco años para cosechar ganancias, en este aspecto, la paciencia es un elemento fundamental para esta inversión.

Si quiere conocer más alternativas para diversificar su portfolio de negocios, recuerde que puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero en los mercados internacionales. Si todavía no lo recibe, pídalo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta