¿Cuáles son los mejores aliados para su portfolio de inversiones?

La reciente volatilidad del mercado ha dejado en evidencia que los bancos de inversión no cuentan con el mismo margen de maniobra en el mercado que solían tener. Conozca cuáles son los actores que se han apoderado del lugar que antes ocupaban estas firmas.

Históricamente, los grandes bancos de los Estados Unidos han jugado un rol protagónico en las operaciones que marcan tendencia en el mercado de valores.

De hecho, gran parte del desenvolvimiento de las crisis financieras pasadas, se debió al comportamiento de estos actores, ya que sus ejecutivos acostumbraban a mantener por mucho tiempo posiciones de inversión que el resto del mercado abandonaba en oleadas, creando fuertes distorsiones en el sistema.

Este margen de maniobra de las entidades financieras ha desaparecido, a causa del marco regulatorio vigente a partir de la crisis registrada en 2008.

Los gigantes caídos

Los parámetros legales que rigen el comportamiento de los bancos en la plaza bursátil se concentran en limitar el riesgo que estos pueden asumir con el capital, en el marco de la regla Volcker – que debe su nombre al ex presidente de la Fed Paul Volcker, promotor de la idea.

En esa línea, las regulaciones exigen que las transacciones llevadas a cabo por los bancos se realicen en períodos de tiempo cortos. Es decir, las entidades deben tranzar los activos de manera tal, que no permanezcan mucho tiempo atados a ellos.

De esa manera, durante las volátiles jornadas que han tenido lugar en la plaza últimamente, éstos jugadores fungieron únicamente como gestores de los pedidos de sus clientes.

De acuerdo con una publicación de Wall Street Journal, ante las fluctuaciones recientes solo el 10% de las operaciones de las firmas de inversión estuvo destinado a aprovechar esta volatilidad. En los años anteriores al colapso financiero, este margen se estimaba en 50%.

Los expertos de Wall Street manifiestan que estas medidas contribuyen con la solidez y confiabilidad de la dinámica. Sin embargo, las restricciones impuestas también reducen la liquidez del mercado, lo que en momentos de caos dificultará la capacidad de acción de los involucrados.

Entre los grandes afectados por la situación se encuentras titanes como Goldman Sachs y su más férreo competidor Morgan Stanley, quienes han admitido que sus operaciones se han vuelto más prudentes, con el objeto de no incurrir en ninguna falta a las fuertes regulaciones establecidas en el mercado.

En ese sentido, los jugadores de ese segmento promedian una reducción de sus carteras de acciones y títulos de deuda corporativos de entre 70 y 90%, comparativamente con los volúmenes manejados antes de 2008.

La alternativa

Ante el escenario descrito, usted como inversor puede preguntarse cuáles son las opciones de intermediarios a su alcance para fijar presencia en el mercado de valores de manera confiable y libre.

En respuesta al vacío dejado por los principales bancos estadounidenses, los fondos de cobertura así como los ETF’s se perfilan como una excelente vehículo de negocios.

Principalmente porque se trata de jugadores con menos competencia y con amplia autonomía a la hora de adquirir diversos activos, independientemente de lo que esté ocurriendo en el mercado.

Tenga en cuenta estos actores que se presentan como aliados para su portfolio y que a la vez le permiten adaptarse a épocas de constante cambio como la actual.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las diversas estrategias y alternativas de inversión que usted debe tener en cuenta  de acuerdo con sus necesidades financieras en cualquier contexto, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta