Cómo perder 20.000 millones de euros en 3 horas

En su “lunes negro”, las acciones de Volkswagen cayeron 17% en la Bolsa luego de haber admitido el fraude ambiental. Sin embargo, sus pérdidas totales van más mucho allá de ésta caída. En esta nota, se lo explicamos.

Los rumores que empezaron a circular el viernes pasado se confirmaron.

Volkswagen reconoció haber falsificado los resultados de los testeos de contaminación ambiental en sus últimos modelos y haber engañado a todo el mercado. Como consecuencia, sus acciones se desplomaron el lunes un 17% y en tan sólo tres horas la firma perdió unos 20.000 millones de euros en capitalización bursátil.

El fraude se descubrió 

Luego de que las autoridades estadounidenses acusaran a la compañía de falsificar datos de emisiones, la automotriz debió admitir la verdad.

Según denunció la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), Volkswagen instaló un programa espía en 482.000 mil vehículos que limitaba la emisión de gases contaminantes. Esto le permitía al automóvil pasar el control sin ningún problema y obtener un certificado de conducción ecológica.

“Seamos claros sobre esto. Nuestra compañía fue deshonesta (…) En mis palabras alemanas… la hemos cagado por completo”, expresó Michael  Horn, presidente de la firma en los Estados Unidos, ante una multitud de medios que esperaba una autocrítica. “Debemos arreglar esos automóviles e impedir que esto vuelva a ocurrir. Y debemos hacerlo bien”, agregó.

Hora de pagar las consecuencias

Además de los problemas legales y de imagen por esta grave acusación, la compañía germana podría enfrentar penalidades por hasta 18.000 millones de dólares. En esta línea, la empresa deberá afrontar los costos de la llamada a talleres de medio millón de vehículos sólo en Estados Unidos y las demandas de indemnización de clientes y accionistas indignados.

Sin embargo, la situación puede tornarse aún para peor para Volkswagen, ya que Berlín ordenó que investigara si se falsificaron datos también en Europa. Según admitió la empresa, a nivel mundial el engaño afecta a 11 millones de vehículos.

Ante este escenario la firma sufrió otro derrumbe ayer, que llegó a trepar por encima del 20% en la Bolsa alemana. De este modo, las acciones cayeron a 129,95 euros por papel, luego de haber tocado mínimos de tres años.

desplome vow

Fuente: Yahoo Finance

Asimismo, la caída arrastró a otras compañías del sector. BMW perdió un 5,5 % hasta los 79,73 euros; Daimler un 5,6 % hasta 67,27 euros y el fabricante de neumáticos Continental un 4,4%, a 177,55 euros según reporta Infobae.

Y si bien las consecuencias financieras todavía no se pueden calcular, sin dudas este escándalo le saldrá muy caro a Volkswagen tanto en el plano monetario como en términos de imagen y reputación. Por eso, le recomendamos mantenerse al margen de esta terrible debacle para la firma alemana.

Si quiere recibir otras recomendaciones y conocer cuál es el mejor modo de aprovechar las crisis de las compañías para invertir en ellas, recuerde que puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero en los mercados internacionales. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta