¿Por qué Warren Buffett no nos convence?

El Oráculo de Omaha no para de cosechar buenas inversiones, pero aún así esto no se refleja en la valuación de mercado de Berkshire Hathaway. A continuación, conozca por qué.

Tras cumplir medio siglo al frente de Berkshire Hathaway y a un paso de celebrar los 85 años, Warren Buffett está pasando por uno de sus mejores momentos.

La fusión entre Kraft Foods y el fabricante de salsa de tomate Heinz Holdings fue uno de los mayores aciertos de inversión de toda su carrera. Berkshire, el conglomerado liderado por Buffett, tiene actualmente el 25% de la nueva compañía que está valuada en unos 25.000 millones de dólares.

Una cifra impresionante si se tiene en cuenta que equivale a una ganancia de casi 16.000 millones de dólares en tan sólo dos años.

Este negocio, sumado a los ingresos que obtiene el holding de sus participaciones en compañías de seguros, ferrocarriles, servicios públicos e industrias manufactureras podría elevar las ganancias operativas de la compañía a 19.000 millones de dólares, un 18% más que en 2014 y más del doble que en 2006.

“El poder de sus ganancias es más fuerte que nunca, la compañía ha realizado una serie de adquisiciones atractivas y acaban de cerrar (la operación con¡ Kraft”, dijo Jay Gelb, analista de Barclays, a The Wall Street Journal. Además, el balance de la compañía fue formidable: 58.000 millones de dólares en efectivo, o 44.000 millones de dólares netos si se resta una deuda de 14.000 millones de dólares.

Aún así, el especialista señala que nada de esto se refleja en la valuación de mercado de Berkshire Hathaway. En su opinión, la acción debería rondar los 259.500 dólares, un 22% más que su valoración actual.

Históricamente, el conglomerado ha sido valuado en base a su valor contable, aunque Buffett ponga énfasis en lo que él llama el valor intrínseco de la compañía. Para el Oráculo de Omaha, dicho valor “supera con creces” al valor en libros, debido a que el valor actual de sus negocios clave es mucho mayor al que aparece en los libros.

De este modo, el artículo de Wall Street Journal afirma que el valor de mercado de Berkshire es 18 veces mayor que las ganancias proyectadas para 2015 en línea con el índice S&P 500. Pero aún así, que sus ganancias están creciendo más rápido que el mercado en general.

Entonces, ¿por qué no sube el precio de la acción?

Para los especialistas, existen un par de razones.

Por un lado, está el tema de la edad de Buffett. A pesar de gozar un buen estado de salud, es improbable que el magnate siga al frente de la compañía a los 90 años. Y por otro lado, el Oráculo de Omaha es insustituible. En relación a este último punto, la preocupación es que será difícil manejar las más de 80 filiales del conglomerado una vez que Buffett deje el mando.

Por este motivo, la compañía está preparando una estructura de liderazgo post Buffett. Y si bien es imposible que Berkshire Hathaway repita el 20% de rentabilidad anualizada que obtuvo en los últimos 50 años, no cabe duda que su próximo medio siglo de vida debería ser impresionante.

“Creo que el riesgo de pérdida de capital permanente para los accionistas de Berkshire que sean pacientes es tan bajo como el que pueda esperarse de cualquier inversión en una empresa individual. Esto se debe a que, casi con toda seguridad, el valor empresarial intrínseco de cada acción va a crecer con el paso del tiempo”, manifestó el multimillonario en su último mensaje anual a los accionistas.

Si quiere conocer más sobre los aciertos y desaciertos de este oráculo de las inversiones, en el newsletter semanal de Inversor Global encontrará mayor información. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta