Viaje a Brasil con un 38% de descuento

La devaluación del real y el fortalecimiento del peso argentino en moneda extranjera volvieron al gigante sudamericano una excelente opción para vacacionar. En esta nota, conozca por qué nos resulta más barato ahora que en años anteriores.

Playas paradisíacas, alegría carioca y un real devaluado pueden ser los protagonistas de tus próximas vacaciones de verano.

¿Por qué? Porque con la devaluación de la moneda brasilera, que acumula un 25% en lo que va del año, las vacaciones en Brasil para muchos turistas argentinos se volverán más baratas que años anteriores. Por esta razón, las agencias de turismo afirman que la demanda no para de crecer.

“Desde el 24 de julio registramos un crecimiento del 27% en la compra de paquetes a Brasil, mientras que en vuelos se registró un incremento del 11% si lo comparamos con semanas anteriores. La paridad entre el peso y el real está inclinando a los argentinos a planificar un viaje a este destino”, dijo Paula Cristi, gerente Comercial de Despegar.com, a El Cronista.

En efecto, la devaluación, las cuotas sin interés y las promociones aéreas son el combo perfecto para hacer realidad las vacaciones en el gigante sudamericano. A continuación, te vamos a contar por qué…

¿Vacaciones más baratas?

“Si miramos lo estrictamente nominal, hace un año un dólar costaba 2,28 reales en Brasil. Hoy, vale 3,50 reales. Por lo que la moneda brasileña se devaluó un 54% en 12 meses”, señala Nery Persichini, economista de Inversor Global.

Por otro lado, el especialista afirma que el argentino que se va de vacaciones a Brasil tiene incentivos para usar la tarjeta de crédito, dado que en este caso el costo de la moneda extranjera es más bajo que en el mercado paralelo.

“Hace exactamente un año, el dólar tarjeta (un 35% mayor que el oficial) era de 11,16 pesos. Si se convierte a reales, la relación equivalía a 4,89 pesos por real. En la actualidad, ese tipo de cambio tarjeta es 3,55 pesos por real. Es decir, Brasil se abarató un 27,4% para los argentinos”, explica Persichini.

El efecto inflación 

Más allá de lo planteado, el economista aclara que el cálculo correcto que hay que hacer para notar los cambios en el poder adquisitivo de las monedas debe considerar el efecto de la inflación brasileña y argentina.

“La inflación anual en Brasil fue 9%, mientras que el aumento local de precios fue 28%. Al tener una inflación mayor que nuestro país vecino, los pesos argentinos se fortalecieron más en moneda extranjera. De esta manera, Brasil tuvo una deflación de 29% en dólares, al mismo tiempo que Argentina se encareció 14% en moneda norteamericana”, explica Persichini.

De este modo, al agregar la inflación a la ecuación del tipo de cambio, Brasil es un 38% más barato para los argentinos que hace un año.

Siguiendo esta línea, Pablo Aperio, gerente general de TTS Viajes, señaló a El Cronista que si bien la vida en Brasil, comer o salir sale más barato, la devaluación no abarata todo el viaje, ya que los costos más importantes -como hoteles y pasajes- están tasados generalmente en dólares.

Asimismo, desde Despegar sostuvieron  que “los precios de vuelos y paquetes no tuvieron una baja importante después de la caída del real; pero es una oportunidad para reducir gastos en el destino“. En este sentido, los argentinos que viajen este verano a Brasil podrán aprovechar la caída de los precios en excursiones, restaurantes y demás gastos de estadía.

Si quiere recibir a diario más información para hacer valer sus ahorros, recuerde que puede suscribirse al newsletter gratuito de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero en el mercado local e internacional.

Si todavía no lo recibe, pídalo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta