¿Qué se necesita para tomar una buena decisión de inversión?

Se suele pensar que éstas están sujetas a la incertidumbre que presenta la economía local como mundial. Sin embargo, en este artículo de Inversor Global conocerá cuáles son los factores determinantes que van más allá.

Un artículo del sitio El Mundo, Economía y Negocios, recopiló información de gran utilidad acerca de lo que hay que saber para invertir sus ahorros de manera coherente en “épocas de incertidumbre”. En éste, se destaca la necesidad de conocer tres aspectos básicos: los productos y servicios financieros disponibles, desarrollar habilidades para aprovecharlos mejor y, sus derechos como usuario del sistema financiero.

Normalmente, las tomas de decisiones de inversión están sujetas a una valuación bajo parámetros específicos de riesgos asociados al panorama y a las ganancias potenciales en función de ello. Este principio aplica bien sea el caso de una acción en la Bolsa, algún instrumento de deuda o alguna otra opción de su preferencia.

Sin embargo, en escenarios inciertos como el actual, la efectividad de las decisiones de inversión y el desempeño de los productos financieros se encuentra estrechamente vinculado a factores poco o nada conocidos cuyo impacto no puede ser medido con exactitud.

En relación a ello, el artículo destaca la importancia de la educación financiera, que aunque parezca un concepto complejo, es fácil de incorporar a la vida diaria y repercutirá positivamente sobre sus decisiones.

Los pilares sobre los que se sustenta la educación financiera son seis: presupuesto, ahorro, crédito, seguros, inversión y ahorro para el retiro. La combinación de esta lista permite mantener una estabilidad patrimonial y facilita la realización de las metas que la gente se proponga.

Adaptando esta información al contexto argentino, lo primero que sale a relucir es la interrogante de cómo cumplir con los pasos descritos teniendo en cuenta aspectos como el desempeño futuro del tipo de cambio, tema que no sólo nos afecta en lo individual sino en temas como el presupuesto del país.

Además, existen factores externos que poco tienen que ver con el desempeño de la economía; estando más relacionados con la fortaleza del dólar frente a las economías mundiales, trayendo como consecuencia la depreciación de casi todas las monedas.

Al tratar de predecir el comportamiento de los portafolios de inversión como los de las fondos de pensiones, se encuentra implícita la tarea titánica de tratar de pronosticar  y en muchos caso adivinar cuándo y cómo se presentará un crecimiento de las tasas de interés en Estados Unidos y  cual será su efecto puntual sobre las tasas de interés en otro país.

Frente a esto, según las valoraciones de Alfredo Ramírez, CEO y fundador del portal Compara Bien, con presencia en seis países de Latinoamérica, mencionadas por El Mundo, Economía y Negocios, para llevar los fundamentos teóricos a la práctica se debe: comparar, planificas y diversificar.

Esto se traduce en comparar las opciones de productos financieros que ofrece el mercado, seguidamente  planificar y proyectar diferentes escenarios que contemplen diferentes tipos de impacto para prever y diseñar planes de contingencia y, por último,  diversificar los instrumentos en los cuales invertirá su dinero, lo que hace alusión a la expresión coloquial  “no se deben poner todos los huevos en una misma canasta”.

No debe olvidarse que de ahora en más, la incertidumbre será una constante y las decisiones financieras personales  deben centrarse en su potencial impacto y no en la simple presencia de esta.

Si desea recibir más información y consejos para poner en práctica a la hora de invertir, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta