¿La respuesta está en el Viejo Continente?

En este artículo de Inversor Global, conocerá cuales son las alternativas de inversión internacionales por las que está optando la mayoría ante la dinámica actual del mercado, más allá  de la tradicional plaza bursátil de los Estados Unidos.

En lo que va de 2015, uno de los principales instrumentos de inversión de los Estados Unidos, como lo es el SPDR S&P 500 ETF (SPY) ha experimento una fuga de capitales importante, ubicada en 46.500 millones de dólares tan sólo en los últimos tres meses.

En contraste con ello, los fondos de inversión europeos han recibido alrededor de 50.500 millones de dólares durante el mismo período.

Esta tendencia viene dándose desde finales de 2014, momento en el que el Banco Central Europeo comenzó a afinar las políticas de relajación cuantitativa a ejecutarse en la región y a pesar de que la crisis griega provocó una migración de capitales, ésta comenzó a revertirse en días pasados gracias a la calma que comenzó a invadir la plaza de la Zona Euro.

La otra cara de la moneda

De acuerdo con información de CNBC, aquellos inversores interesados en fijar posiciones en activos del viejo continente pueden hacerlo de manera relativamente confiable a largo plazo, a través del fondo WisdomTree Europe Hedged Equity Fund (HEDJ), cuyo atractivo radica en su blindaje ante la volatilidad de las divisas. Al mismo tiempo, es recomendable mantener presencia en corto en el ya mencionado SPDR S&P 500 ETF (SPY) de los Estados Unidos.

El primer instrumento muestra un avance de 16% este año, contra 12% del SPY.

Los analistas explican que la mayor demanda de activos europeos tiene que ver con la búsqueda de mecanismos de protección, ante la eventual suba de tasas de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense. Pero según éstos, la renta variable europea  tal vez no sea la opción más acertada.

Esto se debe a que las opciones de compra en la región cotizan a un precio que dobla las valoraciones de herramientas similares en los Estados Unidos, como consecuencia de la volatilidad y el riesgo.

Las acciones del contexto financiero del viejo continente son muy sensibles en este momento y esa variable se traslada a los costos que implica incorporarlas al portfolio.

Por ese motivo, los especialistas estiman que no pasará mucho tiempo antes de que los inversores decidan posicionarse nuevamente en la plaza norteamericana, que seguramente lucirá más atractiva, una vez que la Fed esclarezca totalmente el panorama financiero de la nación.

Ante este escenario, usted debe ser precavido y seguir la sugerencia que desde Inversor Global reforzamos con frecuencia, en relación a mantener una cartera diversificada, con exposición a los diferentes mercados que gocen de potencial en términos de retornos.

En ese sentido, lo ideal es no inclinar la balanza hacia ninguna de las dos opciones, sino tratar de mantener el equilibrio entre éstas en la medida de lo posible.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las diversas estrategias y alternativas de inversión de los mercados internacionales que usted debe tener en cuenta  de acuerdo con sus necesidades financieras, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta