Esta es la nueva estrategia de Warren Buffett

Si bien el Oráculo de Omaha ha analizado siempre  las ventajas competitivas de una compañía antes de invertir en ella, en esta oportunidad ha tomado otro camino para llegar al mismo resultado. Acá se lo contamos…

Dicen que existen muchos caminos para llegar a una sola meta, y eso es precisamente lo que nos está mostrando Warren Buffett a través de su última adquisición.

El lunes pasado dimos a conocer la noticia de que Berkshire Hathaway, el conglomerado que maneja Warren Buffett, compraría la firma de manufactura de partes aeroespaciales Precision Castparts Corp por casi 32.000 millones de dólares en efectivo, en lo que sería la mayor adquisición de la historia de Berkshire.

La compañía opera en un sector en el que ningún participante del mercado tiene un dominio claro, por lo que algunos analistas se animaron a decir que Precision Castparts parece carecer del poder de precio que Buffett suele buscar en sus negociaciones. Entonces, ¿por qué el Oráculo de Omaha dejó de lado su estrategia de comprar empresas con amplias ventajas competitivas para volcarse a ésta?

Según un artículo de Wall Street Journal, para entender la decisión de Buffett hay que poner el ojo en el pacto que firmó el año pasado para comprar la cadena de concesionarios Van Tuyl Group por 4.100 millones de dólares  y la compra de Lubrizol en 2011 por 9.000 millones de dólares.

Otro camino, mismo resultado

En el caso de Van Tuyl, la firma ya estaba en proceso de comprar pequeños concesionarios independientes en el sur y centro del país antes que Berkshire la comprara. En este sentido, el objetivo de Buffett era hacer de la empresa una plataforma para construir un gigante en la industria.

Esta estrategia se refleja en las recientes incursiones de Berkshire en el mundo de los periódicos y en los brokers inmobilarios, sectores donde el conglomerado ha comprado activos en los Estados Unidos.

Por otro lado, la adquisición de la compañía de químicos especializados Lubrizol en 2011 le sirvió a Berkshire Hathaway como vehículo para hacer otras compras “adicionales”.  Éstas se han vuelto cada vez más importantes para el conglomerado, ya que a medida que se vuelve más grande, son menos las oportunidades para cerrar acuerdos gigantescos que cumplan con los criterios de Buffett.

Estos acuerdos que mencionamos pueden darnos una pista sobre lo que Berkshire piensa hacer en el futuro con Precision Castparts.

De hecho, el presidente ejecutivo de esta compañía, Mark Donegan, tiene en su haber un total de 40 acuerdos en la última década que ayudaron a la empresa a crecer. Muchos de ellos fueron adquisiciones adicionales, en las que la empresa pagó sumas de seis o siete dígitos. En este sentido, la firma afirmó que gastará otros 5.000 millones de dólares en adquisiciones durante los próximos cinco años.

Sin dudas, estos acuerdos continuarán y se agrandarán bajo la conducción de Berkshire. Por este motivo, los especialistas no dudan en que esta compañía que ya es grande ahora podría convertirse en un gigante en el futuro.

Como puede ver, si bien el Oráculo de Omaha ha analizado siempre  las ventajas competitivas de una compañía antes de invertir en ella, en esta oportunidad ha optado por incursionar en una industria con líderes poco claros. Para el artículo, este cambio de táctica no representa un cambio en filosofía, sino simplemente un camino diferente para llegar a la misma meta.

Si quiere conocer cuáles son las estrategias de los gurús más importantes del mercado, puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero en el mercado local e internacional.

Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta