Dos formas de ganar o ganar con el cambio de gobierno

Ya sea apostando a un cambio o buscando una alternativa más conservadora ante un resultado que por el momento es incierto, en esta nota de Inversor Global le presentamos dos caminos para dolarizar su portafolio.

El escenario político todavía no está definido en la Argentina. El 10 de diciembre tanto Daniel Scioli como Mauricio Macri o Sergio Massa pueden convertirse en el próximo presidente de los argentinos.

Nada está escrito. Pero lo cierto, es que sea quien sea el nuevo presidente de la Argentina no podrá dilatar por mucho tiempo la corrección de los desequilibrios preexistentes en materia económica. Por eso, en medio de tanta incertidumbre por las elecciones presidenciales, los mercados ofrecen distintos caminos para llegar  ileso a 2016.

Usted, ¿qué camino va a tomar?

Una alternativa conservadora

Aquellos inversores que no estén dispuestos a arriesgar sus ahorros apostando por un resultado que todavía es incierto, pueden optar por resguardar sus ahorros de un modo más seguro. En este sentido, Alejandro Bianchi, gerente de inversiones de Invertir Online, recomendó invertir en el Bonar 10 (AA17), ya que  “podría verse beneficiado por el vencimiento en octubre del Boden 2015”.

Según explicó en un video publicado en El Cronista, “aquellos que estén buscando inversiones conservadoras, independientemente de cuál sea el resultado de las elecciones, tiene en el mercado disponible el Bonar 10”.

“Una vez que venza el Boden 2015 en octubre, por el cual el Gobierno deberá pagar 6.400 millones de dólares, en el mercado el primer bono más corto en dólares disponible en términos del gobierno nacional va a ser el Bonar 10. Es decir que mucho de ese dinero irá luego a reinversión en este bono”, señaló Bianchi.

Además, el especialista mencionó que actualmente este instrumento paga una tasa superior al 8,5%, por lo que de alguna manera le permitiría al inversor mejorar su posición. “El bono subiría de precio y bajaría esta tasa en función de la reinversión de esos dólares que estarán disponibles y entrarán al mercado en el mes de octubre”, indicó a El Cronista.

Asimismo, remarcó dos cuestiones importantes: por un lado, que es un bono muy corto nominado en dólares, por lo que el inversor tiene un resguardo del poder adquisitivo medido en pesos; y por otro, que tendrá la ventaja de ser el destino de los 6.400 millones de dólares que pagará el Gobierno antes de que asuma el nuevo presidente en diciembre.

Una apuesta al cambio de Gobierno

Y si por el contrario, usted es un inversor que está dispuesto a tomar riesgos y apostar a una solución con los holdouts de acá a dos años, Bank of America recomendó mantener posiciones los bonos Discount y Par en euros para el mediano plazo.

En este sentido, Nery Persichini, economista de Inversor Global y editor de Revancha Argentina, explicó unos días atrás que  la mejor forma de posicionarse de cara a diciembre era en bonos dolarizados bajo ley extranjera. “Estos fueron muy castigados al no permitirse el pago a los tenedores externos, por eso se encuentran muy desarbitrados respecto a sus pares en ley argentina”, decía Persichini.

Si quiere conocer más herramientas para dolarizar su portafolio y descubrir cuáles son los títulos en dólares más atractivos, puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, recibirá una serie de informes especiales elaborados por nuestros especialistas con recomendaciones para manejar tu dinero de cara a las próximas elecciones.

Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta