3 claves para invertir en lo que queda de 2015

En este artículo de Inversor Global, conocerá una serie de acontecimientos que se espera sucedan en los próximos meses y que decididamente provocarán cambios en su estrategia de negocios.

La primera mitad de 2015 estuvo cargada de noticias financieras de interés masivo. Sin embargo, casi todos los índices bursátiles se mantuvieron relativamente estables, restando de esa manera, credibilidad al centenar de anuncios.

¿Debe usted esperar lo mismo de lo que resta de año?

Aunque no se puede tener certeza del curso a seguir por el mercado internacional, existe una serie de pronósticos con respecto a los acontecimientos mundiales que definirán sus inversiones para 2015 y que según los expertos, tienen altas probabilidades de convertirse en realidad.

A continuación, se los presentamos con el objeto de que fije sus posiciones de negocios en el tramo ganador.

Europa saldrá airosa del conflicto griego

Tal vez este sea el acontecimiento más importante a mencionar, en vista de los niveles de histeria desatados por la crisis de Grecia.

De acuerdo con analistas de Market Watch, aún cuando el drama heleno continúe, los inversores no deben temer a un posible contagio en los países de la Eurozona. Desde hace tiempo el quiebre de la nación griega rondaba al mercado, por lo que no debe entenderse como un evento repentino de gran impacto.

Para comprender mejor esto, considere que la economía de la Argentina es el doble en tamaño que la griega y el default local no causó catástrofes en la región, por lo que el caos heleno tampoco producirá este efecto.

Así que si es un inversor de largo plazo, no debe preocuparse por la volatilidad inmediata que estos acontecimientos pueden causar. Mas áun, debe tener en cuenta que la región europea ha enfrentado problemas mayores en el pasado y sobrevivió sin problemas, por lo que el desplome financiero en este caso, no es una opción factible.

La economía estadounidense se fortalecerá aún más

Durante el primer trimestre de 2015, la economía de los Estados Unidos sufrió una leve contracción. Como consecuencia de ello, los pesimistas del mercado establecieron la tesis de una posible recesión a futuro.

Sin embargo, hay fuertes motivos para creer en la aceleración de la actividad productiva nacional para la segunda mitad del año.

En primer lugar, debido a que importantes entidades financieras como Glodman Sachs y Merril Lynch ajustaron sus predicciones con respecto al avance de PIB local de 2,3 a 3%. Esta idea resulta bastante sensata, puesto que los indicadores de desempleo que tanto preocupaban a las autoridades estadounidenses han remontado en períodos recientes.

En síntesis, los expertos esperan un fuerte avance económico del país que se verá reflejado en los números de Wall Street.

Las tasas de interés de la Fed no irán a ningún lado

A pesar de que un pronóstico de buen desempeño económico en los Estados Unidos, en teoría estaría atado a una mayor probabilidad de que la Reserva Federal aumente las tasas de interés de referencia en el futuro cercano, en este caso, la historia desafiará esta lógica.

Según especialistas de Market Watch, estas tasas de rendimiento sobre los bonos del Tesoro estadounidense no superarán la barrera de 2,5% este año y de hacerlo, no se mantendrán en ese nivel por mucho tiempo.

Como prueba de la coherencia de esta sentencia, analice las declaraciones del mes de abril hechas por el presidente de la Fed en Nueva York William Dudley, en relación a que existe una razón de peso por la que es mejor poner en marcha las medidas de suba “más tarde” que “temprano”.

Sumado a ello, el Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió al banco central estadounidense esperar hasta mediados de 2016 para ejecutar la política.

Además, si a la balanza se suma la intención de la Fed de mantener a la nación como el refugio financiero de los inversores ante la volatilidad en Europa y China, es sencillo entender que la suba de las tasas no se realizará en el corto plazo y si en efecto llega a darse, no será de manera agresiva.

Por ello, las tasas de los títulos del tesoro a 10 años deberán mantenerse cercanas al 2,5% actual para cierre de año.

Los expertos han identificado otras dos grandes tendencias a tener en cuenta por los inversores a la hora de diseñar su estrategia de negocios para  el resto de  2015. Las mismas están contenidas en este Informe Especial, de acceso totalmente gratuito, que Inversor Global preparó especialmente para usted.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido