Una de cal y una de arena

Dos de las entidades financieras más importantes de los Estados Unidos presentaron resultados trimestrales  muy dispares entre sí. En esta nota, le contamos de qué empresas se trata y cómo puede usted salir beneficiado.

En la jornada de ayer, muchas empresas presentaron sus resultados trimestrales generando alegrías y tristezas entre sus inversores. En este sentido, el sector financiero no fue la excepción: Citi reportó sus mejores ganancias trimestrales desde la crisis financiera de 2008 pero en cambio, Goldman Sachs registró una contundente pérdida.

La buena noticia

Finalmente, los esfuerzos de Citigroup (NYSE:C) por reestructurarse y reducir costos surtieron efecto gracias a un importante recorte en sus gastos legales. Esto le permitió a la firma anunciar su utilidad más alta en ocho años.

La entidad financiera registró una ganancia neta de 4.850 millones de dólares en el segundo trimestre del año, lo que equivale a 1,51 dólares por acción, frente a los 181 millones de dólares o 0,03 dólares por acción presentados en el mismo periodo de 2014.

¿Pero a qué se debió tal crecimiento?

Citi estuvo simplificando su estructura con la venta de operaciones minoristas en varios países, la reducción de su red de oficinas en los Estados Unidos y la eliminación de negocios no esenciales. De esa manera, disminuyó en un 22% los activos de Citi Holdings, que agrupa a los negocios que planea vender.

Luego de la presentación de su balance trimestral, sus acciones subieron 3,77% y cerraron en 58,9 dólares, su nivel máximo de seis años y medio.

La mala noticia

De la mano de enfrente, Goldman Sachs (NYSE:GS) no tuvo la misma suerte.

La compañía generó una amarga sorpresa entre analistas e inversores, al comunicar que su ganancia neta atribuible a los accionistas comunes declinó a 916 millones de dólares en el segundo trimestre, mientras que en el mismo periodo del año anterior, ésta había alcanzado los 1.950 millones de dólares.

Además, sus ganancias se desplomaron más de 50% en el segundo trimestre como consecuencia del impacto de los costos por litigios y de los menores ingresos por las operaciones en los mercados de deuda. En este sentido, según informó The Wall Street Journal, el banco de inversión se vio obligado a realizar provisiones para litigios que redujeron los beneficios en 2,77 dólares por acción.

Sucede que en lo últimos tres meses, el banco registró una provisión neta de 1.450 millones de dólares para litigios relacionados con hipotecas y asuntos regulatorios, un número cinco veces superior al alcanzado en el mismo período del año pasado.

Y como consecuencia de toda la situación, las ganancias por acción fueron tan sólo de 1,98 dólares cuando el consenso de mercado esperaba una cifra cercana a los 3,85 dólares.

Sea cuidadoso a la hora de definir en qué actores del segmento de bancos fijará posiciones de inversión, ya que aún cuando el rubro presenta un buen desempeño, no todos sus integrantes forman parte de la tendencia.

Si quiere recibir más información sobre las compañías del sector financiero y saber cómo posicionarse en ellas para obtener excelentes retornos, recuerde que puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, recibirá una serie de informes especiales desarrollados por nuestros especialistas con las mejores recomendaciones para manejar su dinero en los mercados.

Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta