Un balde de agua fría para Brasil

El país carioca recibió una rebaja en su calificación de deuda y quedó a un paso de perder su estatus de grado de inversión. ¿Cuáles fueron las consecuencias? Acá se lo contamos.

Brasil acaba de recibir un baldazo de agua fría.

La calificadora de riesgo Standard and Poor?s (S&P) rebajó de estable a negativa la perspectiva de su deuda a largo plazo, avivando así los temores de que la economía más grande de Latinoamérica pierda su preciado estatus de grado de inversión.

¿Por qué?

La decisión de la calificadora fue motivada en mayor medida por el escándalo de corrupción que envuelve a Petrobrás. Este ha perjudicado severamente al crecimiento económico de Brasil y ha llevado a la implementación de importantes medidas de austeridad.

Asimismo, según cuenta un artículo de Wall Street Journal, las posibilidades de que se inicie un juicio de impugnación contra la presidenta Dilma Rousseff  y el rechazo político contra su gobierno en el Congreso también pesaron sobre la decisión de S&P.

En este sentido, los riesgos políticos y económicos que atraviesa el país  llevaron a la calificadora a rebajar la perspectiva de deuda a negativa. Según explicó a través de un comunicado, esta rebaja refleja una “probabilidad mayor de tres a uno” de que la corrección política se enfrente a más obstáculos dada la dinámica política, y de que el retorno a una trayectoria de crecimiento firme tomará más tiempo que el esperado.

Y pese a que la administración de Rousseff temía por una modificación en la calificación de Brasil, el mercado no anticipó que la revisión crediticia sucediera tan pronto. Como consecuencia, el real se hundió a 3,41 por dólar, un nivel que no tocaba desde hace 12 años luego de haber cerrado el lunes a 3,36 por dólar.

“El real cotiza en su nivel más bajo de los últimos 12 años. Para colmo, la devaluación se aceleró notoriamente este año. En 2015 el real perdió un 25% contra el dólar, y en la medición interanual el deterioro alcanza el 48%. Además, el Gobierno aumentó la estimación de contracción de su producto hasta 1,5%”, analiza Nery Persichini, economista de Inversor Global.

Y aunque la agencia de riesgo haya mantenido la calificación del soberano en “BBB-“, podría recortar la nota a Brasil aún más si se profundiza el deterioro de los indicadores fiscales y externos del país.

“Durante el próximo año, el fracaso para avanzar en los ajustes fiscales y políticos podrían dar lugar a una erosión mayor a la esperada del perfil financiero de Brasil y erosionar aún más la confianza y las perspectivas de crecimiento, lo que podría dar lugar a una rebaja”, señalo el informe de S&P.

La devaluación allá y su impacto acá

La devaluación del real pisa el acelerador y le suma más presión a la Argentina, “cuya competitividad se vio severamente horadada por el avance de la inflación y un menor ritmo devaluatiorio”, dice Persichini.

“El Tipo De Cambio Real Multilateral (TCRM)  bilateral con Brasil se encuentra en niveles similares a los de la Convertibilidad. Y si sumamos la debilidad de la demanda brasileña por el lado de la actividad, la Argentina tiene un panorama más que sombrío al resentirse el intercambio con su principal socio comercial”, concluye el experto.

Si quiere recibir más recomendaciones y conocer el análisis de nuestros expertos, no dude en consultar nuestro newsletter gratuito de inversiones. A través de una serie de informes especiales, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero en el mercado local e internacional.

Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido