Todos los caminos conducen al dólar

La presión cambiaria y la demanda del billete verde en el mercado paralelo irán creciendo a medida que las elecciones presidenciales se acerquen. En esta nota, le contamos cuál es el escenario que viene y cómo prepararse.

Durante los últimos días, la incertidumbre en el mercado respecto al futuro del contado con liqui y el alza del dólar blue generaron una fuerte volatilidad. En consecuencia, los bonos nominados en dólares subieron y muchos inversores decidieron dolarizar  sus carteras.

Y si bien la volatilidad en los tipos de cambios explícitos podrá descomprimirse en las próximas jornadas, lo cierto es que la presión cambiaria y la demanda de dólares en el mercado paralelo irá creciendo de cara a las elecciones presidenciales.

Pasión por los verdes

“Es muy probable que veamos una mayor presión sobre el tipo de cambio a medida que nos acerquemos a las elecciones”, afirmó Nery Persichini, economista de Inversor Global.

“Por un lado, las paritarias traen salarios “nuevos”, con aumento promedio del 28% anual. Esa liquidez que se vuelca al sistema presiona al dólar, en especial al paralelo. Por otro lado, se está viendo un descenso en las renovaciones de plazos fijos. Ese capital que hacía la bicicleta financiera en pesos, obteniendo un retorno en dólares por la lenta devaluación, está virando al dólar”, explicó el especialista.

En este sentido, los inversores están rebalanceando sus portafolios. “Si bien no se vuelcan 100% a activos dolarizados, el porcentaje va en aumento conforme las elecciones llegan“, dijo Persichini.

Por su parte, Miguel Kiguel, director de la consultora Econviews, señaló a El Cronista que “si los inversores consideran que el próximo gobierno va a hacer las cosas bien, con tasas de interés razonables y una política monetaria prudente, el dólar podría quedarse planchado o incluso bajar un poco. Pero bajo la percepción de que el próximo gobierno seguirá igual que el actual, en ese contexto va a seguir subiendo”.

¿Riesgo a la vista?

Por otro lado, la confusión en el mercado en torno al futuro del contado con liqui, sumado a las persecuciones en cuevas y casas de cambio generaron una mayor preocupación.

“Las presiones reaparecieron luego de que el Gobierno maquillara lo mejor posible las tensiones cambiarias. Los controles y las denuncias en la city son un recurso de cortísimo plazo, que cuando aminoran, hacen que las cotizaciones vuelvan con más fuerza como un resorte”, señala el economista de Inversor Global.

Y aunque el futuro de esta modalidad de inversión en moneda extranjera no está definido con certeza y la presión cambiaria aumenta, usted no puede quedarse de brazos cruzados. Si quiere conocer qué hacer con sus ahorros y cómo empezar a dolarizarse, en este informe especial gratuito encontrará la respuesta.

Deja tu respuesta