¿Por qué nadie celebra este rally accionario de 300%?

La renta variable venezolana se encuentra experimentando un impresionante ascenso que no es impulsado, precisamente, por la fortaleza de su economía. Aún así, ¿vale la pena incorporar estos activos a su cartera?

Las acciones del mercado de valores de Venezuela se han alzado un 300% en lo que va de año. Este impresionante avance responde directamente a la debilidad y fragilidad del país y no a la fortaleza de su economía, como en teoría debería aplicar para el común denominador de los países.

El principal motivo que da lugar a este comportamiento del segmento accionario en el país caribeño es la constante pérdida de valor de la moneda local, el bolívar.

Tal como lo establece una publicación de CNBC, el gobierno venezolano no ha dado a conocer los resultados de desempeño del índice inflacionario nacional. Sin embargo, firmas de investigación privadas aseguran que la variable se ubicó en torno al 108% anualizado para fines de mayo.

En este contexto los inversores han sido víctimas del miedo, que los ha llevado a volcarse sobre los activos de renta variable para sortear de alguna manera la depreciación de la divisa local.

¿Una oportunidad para el inversor más valiente?

En vista de que para los inversores que de alguna manera tienen presencia en Venezuela, es mucho más factible mantener posiciones en acciones que en bolívares, la Bolsa del país ha experimentado un avance de 23.000% en los últimos cinco años y casi 600% en doce meses.

Esto, aún cuando se trata de un índice pequeño, en el que coexisten apenas 11 empresas, en su mayoría bancos, un actor del rubro de telecomunicaciones y otro del sector minero.

Sin embargo, el potencial hallado por los inversores internacionales radica en la dinámica de convertir su capital en bolívares para adquirir las acciones, y luego trasladar la valoración del activo en conjunto con sus respectivas ganancias a dólares.

Con ello, el atractivo parece ser lo suficiente como para tolerar el riesgo implícito.

De acuerdo con expertos de la firma de inversiones Tanglewood Wealth Management citados por CNBC, el contexto del país caribeño es sumamente riesgoso para la incursión de los inversores en general. En este sentido, destacan el posicionamiento de la nación como una de las economías menos justas en términos de transparencia, a nivel mundial.

En caso de que a pesar de las trabas mencionadas y el estricto control cambiario vigente, existan inversores interesados en el mercado accionario venezolano, es importante tener en cuenta que los negocios destinados a ese segmento de renta variable son de carácter especulativo, comparables con la situación actual de la plaza bursátil de Shanghai.

De esa manera, la recomendación para los más tvalientes es establecer posiciones que no excedan el 10% de su cartera y contrarrestar esta jugada con negocios “refugio” que puedan atenuar un eventual desacierto – como los instrumentos de deuda de los Estados Unidos-.

¿Se anima a invertir en el espiral de la muerte venezolano?

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle información detallada y de utilidad sobre las tendencias y los acontecimientos más importantes del mercado internacional, así como asesoramiento sobre los pasos a seguir para fijar posiciones en los activos más destacados de éste, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Comment 1

  1. Miguel Baldera

Deja tu respuesta