El Doctor Catástrofe propone una nueva alternativa de inversión

¿Cuál es el enfoque que debe tener un ahorrista al momento de invertir su dinero en el mercado? Este renombrado personaje comparte y entrega su visión sobre cómo se debe actuar en estos momentos complejos de la economía.

Nouriel Roubini es un economista estadounidense que saltó a la fama luego de la crisis de 2008. Se ganó el apodo peyorativo de Doctor Catástrofe por anticipar hechos negativos.

Fue uno de los pocos que predijo la crisis de Estados Unidos cuando todos pensaban que la fiesta del endeudamiento era eterna, mucho antes de que estallara todo.

Hace tan solo unos días, este experto de las finanzas escribió una columna en la que hacía referencia a un instrumento de inversión que él considera como uno de los mejores para entregarle retornos.

Además, quiso dejar en claro que se evitaría el alto pago de comisiones y la volatilidad.

Alfa y beta

En una columna que escribió para el sitio Project Syndicate, Roubini quiso comenzar por diferenciar lo que son las estrategias pasivas y las activas.

Mientras que las pasivas consisten en invertir en índices como el S&P 500 y lo que el ahorrista hace es apostar al mercado en general, las opciones activas -que implican que usted entregue su dinero a un manager profesional- le garantizan que obtendrá beneficios por encima del promedio del mercado.

En el caso de los instrumentos pasivos, el enfoque es de bajo costo por no hacer un seguimiento continuo, pero el punto negativo es que tendrá que lidiar con la performance de “lo bueno, lo malo y lo feo”, dice Roubini.

Con los instrumentos activos, el gran obstáculo está en que pertenecer a esos fondos es muy caro y los inversores minoristas no pueden acceder a esta opción. Además, las continuas transacciones le generarán altos costos que harán que sus beneficios se vean mermados.

La inversión pasiva es conocida con el nombre de “beta”, porque le otorga el rendimiento promedio del mercado. La activa se conoce como “alfa”, que le otorga rendimientos superiores y excesivos.

El beta inteligente

Pero un tercer enfoque de inversión, que el Doctor Catástrofe lo llama “beta inteligente” parece estar ganando popularidad. Es un tipo de administración de activos en el que se invierte para tener bajos rendimientos a lo largo del tiempo, pero eliminando esas empresas, industrias o países que no tienen una performance positiva.

La idea es mantener los costos bajos para el inversor. Por lo tanto, tiene que ser un enfoque beta. Pero tiene la ventaja de que se podrá estar por encima del promedio del mercado, gracias a la correcta elección de los activos.

Roubini concluye diciendo: “se ha demostrado que eliminar las manzanas malas y feas (…) proporciona un mayor rendimiento con menor riesgo en comparación con los fondos de inversión alfa gestionados de manera activa o los fondos beta de enfoque pasivo”.

Para que usted pueda invertir de manera similar a la orientación beta, existe el ETF SPY que replica el comportamiento del índice S&P 500. En lo que va del año, este instrumento se ha valorizado 1,28%.

Luego, existe el ETF conocido como iBillionaire (IBLN), que replica el índice iBillionaire, que está compuesto por 30 activos de mediana y alta capitalización que están en las carteras de los multimillonarios y gurúes financieros.

No olvide que desde Inversor Global, nuestros economistas expertos analizan con detalle las mejores opciones para usted y las dan a conocer en sus columnas semanales del  Newsletter gratuito de inversiones. No se pierda sus actualizaciones y suscríbase simplemente haciendo click aquí.

Deja tu respuesta