Salga a la conquista del mercado de la mano de esta startup

¿Cómo logró una compañía fundada hace apenas cinco años y poco conocida en Occidente darle batalla a gigantes como Apple y Samsung? En esta nota de Inversor Global se lo contamos.

¿Puede una startup fundada apenas hace cinco años destronar a gigantes ya consolidados como Apple y Samsung? La respuesta, aunque usted no lo crea, es sí. Sobre todo, si se tiene en cuenta que hablamos de la startup tecnológica más valiosa del mercado, valuada actualmente en 46.000 millones de dólares.

Estamos hablando de Xiaomi, el fabricante chino de teléfonos inteligentes. Ésta ya superó a Samsung y se ubica apenas por detrás de Apple en cantidad de smartphones vendidos en China. Pero eso no es todo, la empresa apuesta a replicar en el extranjero el éxito que cosechó en su país de origen.

Pero, ¿cómo logró una compañía fundada hace apenas cinco años y poco conocida en Occidente, darle batalla a éstos gigantes? Preste atención, a continuación se lo contamos… Un valioso consejo puede desprenderse de toda esta historia para aquellos que están lanzando sus propios emprendimientos al mercado.

El modelo de Xiaomi

La empresa lleva pocos años en el mercado y el ritmo de su crecimiento es sorprendente:

  • Según un artículo de Wall Street Journal, a mediados de 2011 Xiaomi lanzó su primer smartphone.
  • Para el primer trimestre de 2015, la compañía ya tenía un 13,7% del mercado chino, apenas por debajo del 14,7% de Apple.
  • Sus ventas crecieron más del doble el año pasado, llegando a 61 millones de teléfonos vendidos, y se espera que a fines de 2015 lleguen a las 100 millones de unidades.

Y a pesar de tener presencia oficial sólo en algunos países de Asia, como China, Indonesia y la India, la compañía ha reiterado en varias oportunidades su interés por expandirse internacionalmente. En este sentido, los objetivos de Lei Jun, su presidente ejecutivo, son muy ambiciosos.

Lei quiere crear la primera marca de consumo china que sea atractiva en todo el mundo y cambiar la visión que todos tienen sobre los productos de ese país, percibidos como manufacturas masivas y copias baratas. Incluso, sus planes conciben la idea de convertirse en el fabricante mundial de teléfonos inteligentes número uno en 10 años.

¿Cómo puede replicar su modelo de negocios en otros países? 

Al igual que hacen muchas firmas de tecnología, Xiaomi contrata otras empresas para fabricar sus productos. Su estrategia está en conseguir clientes a través de teléfonos baratos para luego venderles servicios de Internet más rentables, como juegos, aplicaciones, videos, servicios financieros y contenidos con publicidad.

Además, la empresa tiene bajos costos de comercialización porque se concentra en cultivar una base de seguidores en lugar de gastar dinero en publicidad. Para eso, periódicamente organiza fiestas y encuentros donde los ejecutivos se reúnen con los seguidores de la marca y les dan regalos.

Por otro lado, también destina una parte importante de sus recursos a la interacción con los consumidores a través de las redes sociales, y vende la mayoría de sus teléfonos vía Internet para eliminar el margen de intermediación con los minoristas.

Y si bien la compañía no revela detalles financieros, afirma que es rentable gracias a este modelo de negocios.

Si quiere conocer más detalles sobre esta empresa y aprender sobre otros modelos de negocios exitosos, puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para invertir su dinero. Si todavía no lo recibe, puede solicitarlo de manera gratuita con un click aquí.

Deja tu respuesta