El crecimiento económico es la clave de la corrección

De acuerdo con las principales entidades financieras del mundo, la expansión de los Estados Unidos alcanzará un 3% durante el segundo semestre del año. ¿Qué consecuencias podrían traer consigo estos resultados para tus inversiones?

La salud económica de los Estados Unidos es un aspecto de suma importancia para la toma de decisiones de los principales actores financieros a nivel mundial. Su  estado es un factor decisivo que produce una reacción en cadena que incluso alcanza al mercado accionario.

De acuerdo con una publicación de CNN Expansión, las estimaciones de la Reserva Federal (Fed) con respecto a los indicadores de crecimiento del país para el segundo semestre de 2015 se ubican en apenas 2%, mientras que para las principales entidades financieras de la escena, como Bank of America y Barclays, la expansión podría llegar a alcanzar un 3%.

Proyecciones encontradas

Desde Wall Street, los expertos explican que la diferencia en las proyecciones se debe a que la Fed realiza sus cálculos basándose en los resultados históricos de los indicadores, mientras que las entidades financieras se apoyan en perspectivas.

Los bancos consideran que el aumento del gasto de la sociedad estadounidense en períodos recientes influirá positivamente sobre la economía, argumentando así el desempeño augurado. Sin embargo, la realidad es que desde la salida de la crisis en 2009, la expansión del país no ha podido superar valores de entre 2 y 3%, por lo que no se considera que el territorio haya entrado aún en una etapa de estabilidad.

Lo que realmente importa

Ahora bien, ¿de qué manera afecta el comportamiento de estos indicadores al inversor?

Desde el quiebre financiero de 2008, la Fed ha implementado una serie de políticas monetarias que permitieron reimpulsar la productividad y el buen desempeño en términos financieros de los Estados Unidos. En este sentido, el organismo depende del comportamiento del país para tomar nuevas decisiones que serán determinantes para el espectro mundial, como lo es el alza de las tasas de interés de referencia, que hoy se encuentran en valores cercanos a cero.

Siguiendo esta línea, según un reporte de Wall Street Journal, una potencial mejora del índice de desempleo de la nación podría ser suficiente para que la Fed de un paso en dirección al tan esperado aumento de las tasas en el mes de septiembre.

Aún así, habría que considerar algunas cuestiones como la débil inflación y el crecimiento del contexto global en general.

De producirse el incremento, el efecto se haría sentir en el mercado accionario, que de esa manera presentaría una corrección, debido a que una mayor rentabilidad en los instrumentos de deuda, restaría atractivo a la renta variable.

Sin embargo, usted como inversor no debe alarmarse ante este eventual escenario, debido a que como hemos explicado en otras oportunidades, una leve corrección de la plaza bursátil es saludable. Además, ésta no va a producirse de la noche a la mañana, por lo que usted simplemente debe actuar con cautela para resguardar su portfolio y multiplicar su capital, independientemente del desenlace al que se llegue en el mercado.

Para ello, recuerde mantener una cartera diversificada y no reducir sus posiciones en renta variable hasta tanto no existan señales claras de que la corrección está a punto de darse.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre los pasos a seguir para fijar presencia en las alternativas de negocios más destacadas y confiables del mercado internacional, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Para recibirlos, suscríbase a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta