Los millonarios no se creen estas mentiras

Mucha gente hace uso de excusas para descuidar sus finanzas. Los que han llegado a la riqueza saben muy bien que ésa es no es la estrategia a seguir.

A veces usted es capaz de mentirse a sí mismo para comprar algún artículo o para hacer uso de un servicio financiero que realmente no puede costear.

Sin embargo, esos “mensajes subliminales” que le envía a su mente sobre el manejo del dinero, especialmente cuando tiene poco, pueden ser muy perjudicial.

Son esas pequeñas cosas las que diferencian a los que alcanzan la riqueza de los que no logran una sana administración financiera. Entonces revise las siguientes mentiras, recopiladas en un artículo del sitio web WiseBread y trate de evitarlas para poder aprovechar sus ingresos de una mejor manera.

1. “Realmente lo necesito”

Uno de los primeros pasos consiste en separar el querer de la necesidad. Cuestiónese si realmente debe comprar esas zapatillas o si en realidad necesita salir a cenar todos los viernes a la noche. Las personas que manejan bien su dinero saben separar estas dos cosas. Aún si pueden pagarlo pero no lo necesitan, no lo comprarán.

2.”El crédito es dinero gratis”

Quien crea que esto es verdad está en un problema. El crédito es en realidad dinero más caro, dice WiseBread. La mayoría del crédito viene con unos cobros de interés dados por la tasa efectiva anual. Así que si pide un préstamo, tendrá que devolverlo, junto con los intereses. Reduzca el uso de tarjetas de crédito al mínimo.

3. “Solo puedo hacer el pago mínimo”

Nuevamente este punto tiene que ver con el crédito. Cuando usted hace solo el pago mínimo de su tarjeta, en realidad está haciendo que los intereses aumenten en el tiempo. Si en algún momento requiere usarla para hacer una compra necesaria, trate de saldar la deuda lo más rápido posible.

4. “Igual, nunca voy a tener dinero”

Hay muchos ejemplos de personas comunes que no tenían nada e hicieron fortunas. Un simple ejemplo: Mark Zuckerberg. Si continúa diciéndose esto, no tendrá éxito ni se motivará para tener sus finanzas sanas.

5. “Tengo que comprarlo. Está en descuento”

Comprar algo cuando está rebajado solo por ese hecho es una muy mala forma de administrar su capital. Usted puede decirse a sí mismo que al comprar un artículo cuando está más barato está ahorrando dinero. Pero si realmente no lo necesita, lo que está es gastando esos recursos. Evite estos comportamientos y cambie su manera de ver el gasto.

6. “Me lo merezco”

Es un muy buen aliciente el recompensarse cuando logra algo que le costó mucho trabajo. El problema es cuando esto se convierte en un hábito. Las personas que alcanzan la riqueza no malgastan su dinero en cosas como éstas. Al contrario, cualquier suma que logran obtener la invierten o la ponen a trabajar.

¿Quiere conocer tres mentiras más para saber si usted cae en ellas? Las tenemos en un documento con información exclusiva para nuestros lectores. Puede acceder a ella a través de un simple click aquí.

Deja tu respuesta