La fiebre de las inversiones verdes llegó a la Argentina

En este artículo de Inversor Global conozca todos los detalles sobre este tipo de negocios que ya están dando sus primeros pasos en el país y pueden ayudar a diversificar su cartera.

En reportes anteriores de Inversor Global le hemos hablado acerca de una tendencia que viene cobrando fuerza a nivel mundial y que en períodos recientes se ha viralizado en América latina y está tocando las puertas de la Argentina.

Se trata de las inversiones “verdes” o con sentido social, que no se refieren a donaciones o actividades relacionadas con la filantropía directamente, sino que son una modalidad innovadora de invertir al tiempo que se contribuye con causas sociales.

Este tipo de inversión apenas está dando sus primeros pasos en la Argentina, pero si usted es un inversor que se inclina por ser pionero en las tendencias de negocios con potencial de revolucionar los mercados, este tipo de alternativa es ideal para su portfolio.

Una cartera de inversiones más verde

En el marco de la celebración de la conferencia internacional de inversores sustentables (TBLI por sus siglas en inglés), en la ciudad de Buenos Aires hace algunas semanas, es propicio hacer mención acerca del potencial en este tipo de negocios en el ámbito local.

De acuerdo con una publicación de La Nación, esta tendencia está avanzando lentamente en el país, y puede ser impulsada a través de fondos de riesgo o de inversores ángeles con perspectivas de obtener retorno en el largo plazo.

Como inversor interesado, usted debe tener en cuenta este tipo de detalle, ya que los plazos para el logro de beneficios monetarios en ese sentido, pueden extenderse hasta 15 o 20 años, en contraste con la dinámica de los emprendimientos tecnológicos, que normalmente comienzan a generar rendimientos en 7 años.

Sin embargo, la retribución obtenida a partir de las inversiones verdes puede triplicar las de cualquier otra categoría. Así que la espera, podría valer la pena.

Según datos publicados por La Nación, durante la última década los exponentes del rubro se han multiplicado, pasando de dos o tres fondos dedicados a la actividad a ser más de 50 a nivel local y global. En esa línea, el capital tranzado por medio de estos pasó de 260 millones de dólares en 2008 a 2018 millones en 2013.

América latina destaca como una región en la que los inversores globales tienen mucho interés para negocios sociales, en vista de que los problemas que afronta el territorio en este particular son de gran magnitud y por ende, hay mucho más por hacer que en países desarrollados, por ejemplo.

Así, aunque Brasil lleva la delantera en cuanto a desarrollo de iniciativas, en la Argentina destacan firmas como la red de inversores ángeles Toniic, los fondos Equitas Ventures, Njambre y Socialab para incursionar en las inversiones del segmento.

La perspectiva

De acuerdo con un informe del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés),  los activos en torno a las inversiones verdes rondan los 50.000 millones de dólares. Sin embargo, esto representa una porción mínima del espectro financiero macro.

No obstante, se destaca que tendencias como el aumento de la riqueza mundial, un papel más protagónico para la mujer como inversora y la mentalidad progresista de la generación de los millennials contribuirán con el aumento de los negocios en este campo, por lo que usted no puede quedarse fuera de ello.

Aproveche este negocio incipiente para sumar activos del rubro a su portfolio.

Recuerde que Inversor Global puede proporcionarle información útil sobre tendencias del mercado internacional que usted debe tener en cuenta para tomar decisiones de negocios, así como los pasos que debe seguir para fijar presencia en alternativas destacadas, a través de reportes especiales preparados por nuestro equipo de expertos.

Para recibirlos, suscríbase al Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta