Grecia: el siguiente candidato a declarar el default

Luego de que la Argentina acaparara las noticias el año pasado por entrar en default técnico, ahora es este país europeo el que está en serios problemas. ¿Cómo puede esto afectar a los inversores? Entérese aquí.

El tiempo se está agotando y Grecia está cerca de experimentar una cesación de pagos.

Los mercados mundiales y los inversores están siguiendo de cerca lo que sucede con esta nación perteneciente a la Unión Europea, ya que a finales de este mes tiene que hacer un pago de 1.600 millones de euros para evitar el default.

La presión la está recibiendo del Fondo Monetario Internacional, entidad que hizo el préstamo y que no dio espacio para que se buscara alguna alternativa o se brindara más ayuda al país.

Tragedia griega

De acuerdo con un artículo de la agencia Reuters, Christine Lagarde, directora gerente del FMI, dejó en claro que no se le dará más flexibilidad a Grecia, que ahora está a cargo del primer ministro izquierdista, Alexis Tsipras.

Otros funcionarios y prominentes políticos de la región han tratado de mediar en el asunto. Por un lado, la canciller de Alemania, Ángela Merkel, dijo que todavía es posible aportar nuevos fondos si se demuestra la voluntad necesaria.

Por otra parte, los ministros de Finanzas de la zona euro, que están reunidos en Luxemburgo, son optimistas de que se llegue a una solución.

¿Dinero ruso?

En medio de las tensiones en que están ahora las naciones europeas con Rusia, Tsipras llegó a San Petersburgo, donde mantendrá una reunión con el presidente Vladímir Putin, este viernes.

Y con su llegada a esa ciudad se han difundido rumores de que estaría pidiéndole ayuda al Gobierno ruso, algo que fue rechazado por diferentes funcionarios.

¿Qué pasa si entra en default?

Si eso sucede, podría necesitar controles de capital que hará que el país termine abandonando la zona euro, convirtiéndose en el primer país que deja el bloque.

Los inversores se preparan

La tormenta está a la vista y por eso los inversores estiman que habrá una mayor volatilidad, intensificada en los mercados de bonos europeos.

Y ya está haciendo estragos. El estancamiento en la resolución entre Grecia y sus acreedores ha afectado a los precios de los bonos del Gobierno, haciendo que los rendimientos aumenten. Y no son los únicos afectados, ya que las acciones de las Bolsas también comenzaron a perder terreno.

En el caso de que esté invertido en activos europeos, esté muy pendiente de los acuerdos a los que puedan llegar o el impago en el que caiga Grecia. Y si no está listo para lidiar con la volatilidad, considere en hacer una toma de ganancias.

Por último, desde Inversor Global le recomendamos que siga las opiniones de nuestros economistas, publicadas en el Newsletter gratuito de inversiones. Sin dudas, se convertirán en un aliado para usted. Suscríbase gratis a través de un click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido