Con este truco no correrá más riesgos a la hora de invertir

Se trata de una táctica legal y extremadamente efectiva. Gracias a ella, usted disipará los peligros que presenta el mercado financiero. Preste atención a continuación.

Invertir tiene su riesgo. Cometer un error y no elegir la inversión indicada puede ocurrir. Por eso, la clave está en asegurarse de que ninguno de esos deslices sea catastrófico. Si invierte de esta manera, intentando evitar involucrarse con activos que pueden significar pérdidas grandes, al final del día el dinero que gane probablemente sea mucho mayor que la cantidad que perdió.

Aquí tenemos algunos consejos para poder aplicar esta estrategia…

La regla de oro de las inversiones

La primera regla, que siempre mencionamos en Inversor Global, es la idea de diversificación, es decir, “no poner todos los huevos en la misma canasta”.  La idea principal de este “dogma” es dividir nuestro dinero en diferentes activos. Esto hará que un error no sea letal para nuestros ahorros. No hay que ser un especialista en finanzas para entender este concepto, sino que se trata más bien de aplicar el sentido común. Si pongo todo mi dinero en una acción y a ésta le va mal, pierdo todo. En cambio, si divido ese capital en diferentes acciones, una baja puede no representarme grandes pérdidas respecto del total.

Es importante recordar este consejo aún cuando la empresa en la que pensemos invertir. Uno podría verse tentado a volcar todos sus ahorros en acciones de firmas que parezcan muy atractivas, como Apple o Google, siguiendo sus caudales de crecimiento y facturación. Pero pese a tratarse de dos firmas muy exitosas, no es recomendable invertir todo su dinero en una de ellas. Siempre existe la posibilidad de que algo ocurra y que a la entidad le vaya mal y si eso ocurre, usted perderá todos sus ahorros.

La segunda regla a tener en mente antes de invertir es que no todo en el mundo de las inversiones se limita a las acciones. Hay algunos activos, como los bonos, el oro físico y las propiedades, entre otros, que en algunas situaciones pueden ser mejores maneras de resguardar el dinero.

Por eso la diversificación no sólo se limita a invertir en diferentes acciones, sino también a hacerlo en diferentes activos y no tener todo nuestro dinero en un mismo instrumento.

Muchos podrían preguntarse ¿cómo voy a poder ganar dinero si el balanceo de mi portafolio hará que la mitad de mi cartera suba, mientras que la otra mitad baje? ¿Eso no haría que no gane nada?

Es una buena pregunta. El tema es que usted debe entender que si bien diferentes activos pueden ser afectados por diversos factores en diferentes momentos, eso no significa que actúan como un fiel reflejo unos de otros. Es decir, si una acción sube  US$ 10, la otra no baja necesariamente en la misma cantidad. La idea no es que los movimientos en el portafolio se “cancelen” uno con el otro, sino que reduzcan el riesgo y no lo expongan a grandes pérdidas.

Para esta altura ya debe haber entendido el concepto: si usted reparte los huevos en varias canastas, podría llegar a ganar la misma cantidad, o más, de dinero que poniendo todos los huevos en una misma canasta, pero sin correr el enorme riesgo que implica depender de una sola inversión.

Para aquellos interesados en recibir más consejos de inversión , lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido