Cómo ganar con la crisis griega sin importar lo que suceda

La posibilidad de un acuerdo real entre Grecia y sus acreedores ha causado revuelo en la plaza bursátil europea. A continuación, conocerá una estrategia infalible para aprovechar la incertidumbre que solo los inversores más arriesgados podrán aprovechar.

El tira y afloje de la situación griega ha hecho de las suyas en el mercado financiero.

En días recientes, las autoridades del país heleno presentaron una propuesta de acercamiento con sus acreedores, que incluye planes de aumentar gradualmente la edad de retiro de los ciudadanos locales y la introducción de un incremento en las tasas impositivas vinculadas a la actividad comercial nacional, aspectos medulares del conflicto sostenido hasta ahora.

Así, la nación da un paso al frente en aras de asegurar una nueva ayuda monetaria y evitar el incumplimiento de los compromisos de pago que mantiene.

Los representantes de la Eurozona recibieron de buena manera el ofrecimiento, y el acontecimiento no tardó en causar efecto en el escenario financiero internacional.

El repunte de los mercados

Según datos de Wall Street Journal, una vez conocida la notica, la plaza griega se alzó un 9%, mientras que las principales bolsas europeas alcanzaron máximos de tres semanas: el índice DAX de Fráncfort avanzó 3,8%, mientras que el Stoxx Europe 600 ganó un 2,25% y  el CAC 40, de la Bolsa de París, lo hizo en 3,8%.

Por su parte, los precios de los títulos de deuda de Grecia también se cotizaron en ascenso y la tasa de rendimiento para los bonos con vencimiento a 10 años retrocedió 5 puntos para ubicarse en 22,9%.

Llama poderosamente la atención, la escalada de las acciones de los bancos griegos, que de acuerdo con datos de CNN Money marcaron la pauta con un alza de 23%, luego de sufrir una fuga masiva de capitales los últimos días, a causa de la incertidumbre sobre el rumbo de la economía nacional.

Ahora bien, usted como inversor interesado en los mercados internacionales que ofrecen oportunidades de jugosos retornos, estará preguntándose si se mantendrá el optimismo en torno a la situación del país en el tiempo, o si es factible y seguro incursionar en el mercado griego.

A continuación, respondemos estas interrogantes y le presentamos una estrategia de inversión que puede seguir si es un inversor con un perfil de tolerancia al riesgo elevado.

A la cacería del tesoro heleno

Frente a esta situación, dos escenarios pueden ocurrir y sus consecuencias deben ser analizadas detenidamente por el inversor:

-Todos ganan: 

La mayoría de los especialistas a nivel mundial establecen que ante un acuerdo real para Grecia, en el que se impida su salida de la Eurozona, el contexto accionario reaccionará positivamente y la escalada de sus participaciones beneficiará en gran magnitud a los valientes que se atrevan a permanecer en él, apostando a este desenlace.

De acuerdo con Mads Pedersen, director de inversiones internacionales de la firma UBS Wealth Management, citado en un artículo de CNN Money, el potencial de suba bajo este escenario, apunta un  rango de entre 5 y 9% para finales de año, tanto para la bolsa helena como para los activos de renta variable en Europa.

En el segmento de divisas, los especialistas vaticinan un alto nivel de volatilidad, por lo que la recomendación en este sentido para quienes se inclinan por esta alternativa es fijar posiciones en la libra esterlina, que se espera mantenga la fortaleza que ha mostrado durante lo que va de 2015.

Grecia pierde:

Si el país es incapaz de lograr un acuerdo con sus acreedores en los próximos días y por ende se declara en default, la plaza europea se enfrentara a una corrección que afectará al mercado de los Estados Unidos inclusive.

Sin embargo, tenga en cuenta que aún cuando el panorama es incierto, un desenlace positivo para el conflicto griego tiene muchas posibilidades de darse. De acuerdo con expertos de Market Watch, esta aseveración se argumenta en el hecho de que independientemente del papel desempeñado por Grecia fuera de la Eurozona, se estaría en presencia del quiebre inminente de un sistema aparénteme “irrevocable” e “inexpugnable” como lo es la Unión Europea, motivo por el que los esfuerzos de los principales actores de la región se concentrarán en mantener la veracidad de estos principios.

La estrategia

En medio de la duda, usted como inversor puede optar por seguir una estrategia especulativa de inversiones en corto. En la medida en que el panorama luzca conciliador para la nación griega, usted puede mantener posiciones en su contexto accionario, que sin titubeos se verá beneficiado por la tendencia.

Si la tendencia se torna en contra, puede abandonar sus activos,pero si por el contrario, la tendencia positiva continúa, podrá mantener sus opciones acumulando ganancias por más tiempo.

Un instrumento ideal para invertir en empresas griegas es el ETF ATHEX, que a la fecha presenta un alza de 8%.

De la misma manera, con el propósito de sortear el riesgo que esto acarrea, puede optar por migrar parte de su capital a instrumentos de resguardo como los bonos del tesoro de los Estados Unidos o los infalibles títulos de deuda alemanes.

Si es un inversor de riesgo, no puede dejar pasar la oportunidad que le ofrece la crisis Griega.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre los pasos a seguir para fijar presencia en las alternativas de negocios más destacadas del mercado internacional, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Para recibirlos, suscríbase a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta