Y emprendieron felices por siempre

Desarrollar un negocio en pareja no es fácil ni romántico. Sin embargo, no imposible. En esta nota le presentamos algunos consejos para hacerlo exitosamente y no separarse en el intento.

La conjunción de amor y negocios es algo que difícilmente puede combinarse en la vida. Sin embargo, existen muchas parejas que han decidido, y algunas han logrado, poner conjuntamente una empresa en marcha.

Un artículo del sitio BBC News cuenta la historia de Cynthia Bowman y su esposo. Ella a los 27 años decidió poner en marcha un negocio de muebles para el hogar en California, Estados Unidos. Al poco tiempo, empezó a necesitar ayuda y le hizo una oferta laboral a su marido. Él aceptó, y durante 13 años manejaron con éxito el negocio.

Como estas, existen miles de historias. Por eso, si usted tiene pensado empezar este camino junto a su pareja, en esta nota de Inversor Global le presentamos algunos consejos para hacerlo exitósamente.

¿Quién dijo que es fácil?

Emprender en pareja no resulta fácil ni tan romántico como parece. Requiere de disciplina, comunicación y sobre todo, delimitar claramente cuáles son las funciones, los sueldos y las responsabilidades de cada uno dentro de la empresa.

Según cuenta Bowman, uno de los secretos del éxito de su empresa fue que cada uno de ellos se quedara solo en la oficina un día a la semana, mientras el otro trabajaba desde casa. Y también, el hecho de escoger bien las batallas: “las disputas por todo, aunque sean pequeñas, terminan dañando una relación”, afirma Bowman.

Y si bien no existen cifras sobre cuántas parejas lograron poner conjuntamente una empresa en marcha, existen muchos ejemplos de intentos fructíferos en todo el mundo:

  • Boll & Branch, una marca de ropa de cama orgánica de Estados Unidos, fue cofundada por un matrimonio y generó ganancias de 1,75 millones de dólares el primer año.
  • Montezuma fue fundada por Helen y Simon Pattinson, en Reino Unido. Ambos dejaron sus trabajos como abogados para poner en marcha una firma de chocolates de lujo que actualmente tiene seis sucursales.
  • Crisp, una tienda de ensaladas en Melbourne, Australia, fue formada por los esposos Ted Tolfree y Shey Newitt fundó Crisp y actualmente cuenta con tres sucursales.

Y emprendieron felices por siempre

Como puede ver, no es fácil pero tampoco imposible. Y como fracasar junto con tu pareja puede ser aún más peligroso que hacerlo sólo, te ofrecemos los consejos de varios expertos para no llegar a ese punto.

Primero, necesitarás habilidades de negocios complementarias. Esto significa la capacidad de separar tu vida laboral de la personal y la de pasar mucho tiempo con tu pareja. En este sentido, el artículo resalta que el emprendimiento será más exitoso si llevan más tiempo como pareja.

Segundo, poner los roles de cada uno por escrito y fomentar la comunicación para evitar malos entendidos. Para esto, es rocomendable tomarse un tiempo para escribir un plan de negocios sólido y pensar en la logística de trabajo de ambos.

En tercer lugar, tener ante las dudas una estrategia de salida. Esto es muy importante a nivel profesional y es algo sobre lo que las parejas no suelen charlar. ¿Qué pasa si se pelean o se separan? ¿Quién se queda con el negocio? ¿O qué hacer si de pronto las cosas no salen bien? Son preguntas a las que juntos deberán buscar una respuesta.

Y por último, recuerda lo siguiente: “lo que pasa en el trabajo, queda en el trabajo”. Cuando estén en casa, tratense como una pareja sentimental y no como colegas.

Si quiere recibir más consejos para llevar adelante un emprendimiento, en nuestro newsletter semanal de Inversor Global encontrará mucha información y recomendaciones para hacerlo con éxito. Además, en esta ocasión le ofrecemos la oportunidad única de acceder de manera totalmente gratuita a la edición de mayo de la Revista de Inversor Global, en donde encontrará información de utilidad para optimizar su portfolio de negocios.

Ingrese gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta