Mi desafío

Desde el momento que me uní al equipo de Inversor Global mi meta era muy clara: acercar al pequeño ahorrista al mercado de capitales. Recorrimos una parte del camino, pero es hora de redoblar la apuesta.

 Reportando desde Rosario

Desde 2002 hasta 2011 estuve trabajando en la mesa de operaciones de dos brokers importantes en Argentina. Recuerdo esos días con mucho aprecio.

He aprendido muchas cosas en esos años, generando los cimientos necesarios para poder hacer pie en el mundo de las inversiones y las finanzas personales.

Algunas jornadas estaban cargadas de gran adrenalina, otras no tanto. Pero siempre había algo que aprendía y que enriquecía mi experiencia. Lo que más destaco fue el hecho de haber aprendido a controlar las emociones a la hora de invertir. Y hablo no solo de las inversiones personales, sino de las estrategias que diseñaba para los clientes.

Sabía que si las emoción se apoderaba de la razón, mi trabajo no tendría sentido y mis resultados serían claramente insatisfactorios. Al principio así lo fue y fue algo que fui aprendiendo con el correr del tiempo.

Después de mucho trajinar, hacia mediados de 2011 no sabía bien cuál era el rumbo que quería seguir. Sentía le necesidad de avanzar un paso más. Quería aportar al desarrollo del mercado de capitales desde otra óptica.

Y fue allí cuando apareció la propuesta de Inversor Global…

A partir de ese momento, y como ya lo venía haciendo la compañía desde su origen, el objetivo primordial era acercarles el mundo de las inversiones y finanzas personales al ciudadano de a pie. La idea era hacerlo con un lenguaje simple y llano.

Hemos trabajado mucho en ese sentido. Y creo que lo hicimos bien, aunque queda mucho por recorrer.

Siempre es grato que a uno lo reconozcan por su trabajo y más cuando viene de parte de los suscriptores. Eso me tocó vivirlo el jueves último, cuando asistí a la Expo Inversiones de Rosario, un evento que tenía como principal misión desarrollar el mercado de capitales poniendo foco en el inversor.

Me cruce con tres o cuatro personas que eran suscriptores nuestros. El eje de todas las conversaciones fue el agradecimiento por todo lo que le brindamos y el interés que despertamos en ellos para comenzar a invertir sus ahorros.

Sinceramente es reconfortante.

En ese sentido estuvo alineada mi presentación en dicho evento.

Allí presenté el eje principal de nuestro newsletter de recomendaciones Crisis & Oportunidad, el método VERTICAL:

metodo vertical

Para quienes me siguen en este servicio ya seguramente saben a lo que me refiero. Para quienes todavía no, los invito a descubrirlo aquí.

Para quien le escribe, hacerle llegar mi conocimiento de manera simple y natural es el desafío más grande que tengo día a día para con usted y el resto de la comunidad.

De a poco sé que vamos avanzando, pero soy consciente de que hay mucho camino por recorrer. No hay que cantar victoria antes de tiempo.

Sin embargo siempre recuerde que estaré a su lado en los mercados para transitar el camino hacia la libertad financiera juntos.

Un saludo.

Diego

Deja tu respuesta