La tendencia es tu amiga… hasta que te apuñala por la espalda

Hoy le voy a mostrar cómo se puede utilizar un mercado con tendencia a su favor. Y al mismo tiempo, le voy a mostrar qué hacer cuando la tendencia no coopera, sobre todo porque hoy en el mercado no hay una tendencia que pueda volverse su amiga.

Le voy a mostrar cómo manejar esta situación…

Que los mercados generalmente muestren tendencias, no significa que estén obligados a hacerlo siempre. Y se vuelve complicado operar en un mercado que se mueve lateralmente.

Y como dije, lamentablemente esta es la situación con la que tenemos que lidiar este año. Eche un vistazo a lo siguiente:

grafico

Este mercado no es exactamente uno que muestre una tendencia excepcional, ¿verdad? No.

Este año se ha visto todo muy plano. Ha habido movimientos significativos sólo en un par de sectores (biotecnología y energía son los que me vienen a la mente).

Compare el gráfico anterior con este movimiento que tuvo el mercado a principios de 2013 y sabrá exactamente de lo que estoy hablando:

 

grafico

El S&P 500 ha ganado 2,8% en lo que va del año. En cambio, en 2013, el mercado estaba ya casi en 15% a principios de mayo. ¿Hace falta decirle en cuál entorno era más fácil lograr ganancias consistentes?

Pero como dije antes: este mercado lateral y agitado no va a durar para siempre y las pequeñas pérdidas que experimenta ahora no serán algo que estará presente durante el resto de su carrera como inversor. Así que no sienta que tiene que hacer algo ahora mismo. Mantener la paciencia es la gran barrera psicológica que tiene que superar…

Entonces, la primera regla para hacer frente a este mercado sin dirección fija es no luchar contra él. No se ponga ansioso. Si el mercado no le está dando una luz verde, no apriete el acelerador. No haga ninguna gran apuesta en este momento, ni corta ni larga. Y hasta que no veamos una tendencia clara hacia arriba o hacia abajo, todas sus inversiones deben ser posiciones más pequeñas que el promedio.

No hay nada de malo con hacer una compra de activos menor a la habitual. Y no se preocupe si se da cuenta de que está operando menos de lo normal. Recuerde: es preferible ganar poco que perder mucho. O perder poco y no perder mucho.

Pasemos a la siguiente regla…

No le haga caso a sus sentimientos. El hecho de que el mercado no esté haciendo estragos mayores cada semana no significa que estemos en un mercado bajista desagradable. Usted puede sentirse más pesimista ahora (créame, yo lucho con esto todos los días), pero eso no significa que el mercado sea bajista. Es una gran diferencia.

Y no caiga en la trampa de los movimientos hacia arriba y abajo temporales que tiene el mercado, porque confirman su sesgo. Tienes que esperar y ver cuándo se forma una tendencia. Y esto sí que toma disciplina.

Así que lo mejor que podemos hacer en este momento es seguir perseverando con el viejo libro de estrategias de trading. Sí, nos vamos a frenar con algunas de nuestras operaciones. Y ninguna idea se convertirá en una gran ganadora. Pero si nos dejamos guiar por nuestras reglas y nos mantenemos disciplinados en medio de este mercado agitado, vamos a lograr sortearlo.

Vendrán aguas más tranquilas (y fáciles de hacer gran dinero), lo prometo.

Un saludo,

Greg

Deja tu respuesta