El condimento especial que su portfolio necesita

Las empresas de pequeña capitalización a nivel internacional pueden otorgarle a su cartera el valor agregado que está buscando. En este artículo descubra por qué.

Los inversores más experimentados están conscientes de que las acciones de empresas de pequeña capitalización, también conocidas como small caps, son un instrumento ideal para el buen rendimiento de un portfolio en el largo plazo. Este principio aplica para todas estas compañías a nivel internacional.

Según cifras publicadas por Market Watch, desde 1970 hasta 2014 las small caps de los Estados Unidos han arrojado retornos de 13%, en comparación con 10,5% del índice de crecimiento S&P 500.

Sumado a ello, el rendimiento de las empresas de la misma categoría, radicadas fuera de los estados Unidos acumuló 14,6%.

Aún cuando el escenario a futuro es incierto, si los inversores toman como punto de partida los acontecimientos registrados en el período de 45 años mencionado, resulta evidente el atractivo presente en esta clase de activos.

Lo bueno viene en frasco pequeño

Con lo dicho no quiere darse a entender que las small caps son mejores alternativas de inversión que las opciones contenidas en el S&P 500. La idea es que usted esté al tanto de las diferentes oportunidades que le ofrece el mercado y que en muchas ocasiones son ignoradas por la mayoría.

De esa manera, puede considerar destinar porciones similares de su capital a ambos tipos de acciones con el propósito de diversificar su cartera.

Para comprender mejor el potencial de generación de ganancias que trae consigo invertir en small caps, preste atención al siguiente ejemplo:

Si en el año 1970 usted hubiese invertido 100 dólares divididos en partes iguales, en el índice S&P 500 y acciones de empresas de pequeña capitalización, para fines de 2014 el rendimiento promedio de la inversión, teniendo en cuenta los ajustes correspondientes cada doce meses, habría sido de 12,9% anual (cifra superior al 10,5% que habría obtenido al fijar posiciones solo en el S&P 500).

Así, los 100 dólares iniciales habrían ascendido a 23.508 dólares, en contraste con apenas los 8.845 del conglomerado considerado.

Si esos números no logran convencerlo, difícilmente habrá otro argumento que lo haga.

No conforme con ello, los riesgos que acarrea dicha estrategia de combinación de activos son menores que cualquier otro plan, en vista de que proporcionan diversificación al segmento accionario de su portfolio.

Si desea añadir alternativas de negocios confiables y efectivas para invertir su capital, no puede dejar dejar de fijar posiciones en  las acciones de small caps.

Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las opciones más acertadas dentro de este segmento de renta variable en el contexto financiero internacional, a través de informes especiales preparados por nuestro equipo de expertos y publicados en nuestros Newsletters.

En esta ocasión, le ofrecemos la oportunidad única de acceder de manera totalmente gratuita a nuestra edición especial de mayo de la Revista de Inversor Global, en donde encontrará información de utilidad para optimizar su portafolio de negocios. Ingrese a la misma haciendo click aquí.

Deja tu respuesta