Comprar para alquilar ya no es rentable

Si bien alquilar nunca fue considerado un buen negocio para el inquilino, resulta que tampoco lo es para el dueño de la propiedad: su nivel de rentabilidad neta se encuentra en su punto más bajo desde 2002. 

Alquilar nunca fue considerado un buen negocio. Pero hasta donde sabíamos, no lo era para los que tenían que desembolsar dinero todos los meses y al final de cuentas nunca se volvían poseedores de ningún bien: los inquilinos. Sin embargo, ahora, alquilar tampoco es conveniente para los propietarios.

Hace años que el mercado inmobiliario argentino no está pasando por su mejor momento. A pesar de que las ventas caen, los precios de las propiedades no se mueven. El sueño de la casa propia parece cada vez más lejano y ante este escenario, muchos se ven en la necesidad de alquilar un departamento para vivir.

Y si bien rentar una propiedad nunca fue considerado un “negocio” para el inquilino, resulta que tampoco lo es para el dueño del inmueble: según el último informe sobre real estate realizado por L. J. Ramos Brokers Inmobiliarios, las ganancias a nivel anual de arrendar propiedades en la Ciudad de Buenos Aires era del 6 por ciento en 2009. Para el 2015, la renta bruta de un inmueble alquilado estimada es del 4 por ciento.

Pruebas contundentes de la crítica situación

Según un artículo que publicó el diario El Cronista, la situación se puede apreciar más claramente cuando el límite temporal es el mediano plazo: el interés por propiedad alquilada se mantuvo durante 2010 y 2011 en el mismo nivel que en 2009. En el año 2012 la renta cayó un punto; y lo mismo sucedió doce meses después. Desde 2013, entonces, las ganancias se han mantenido en un 4 por ciento anual en la Ciudad. Las cifras son iguales para los inmuebles alquilados en Zona Norte, también incluidos en el informe.

El arquitecto Marcelo Satulovsky, director de investigaciones de la Cámara Inmobiliaria Argentina, explico esta tendencia: “durante los ’90 y principios de los 2000 la rentabilidad que tenía un alquiler oscilaba alrededor del 10 por ciento del valor de la propiedad por año. Hoy está con suerte en el 5, y hay que ver qué acuerdo tiene el propietario con el inquilino con respecto a impuestos y demás”.

Para los expertos el panorama no es esperanzador. Incluso, algunos afirman que podría haber una nueva baja”, lo que volvería todavía menos atractivo el negocio de alquilar una propiedad.

A pesar de que el valor de los alquileres de viviendas aumenta en función de la inflación, la ecuación no cierra” para los propietarios que hicieron la inversión. Esto provocó que en un año la oferta haya caído 11,5% respecto a febrero del año pasado según datos de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

¿Qué debe hacer el inversor?

Como se lo advertimos, el negocio de la renta viene en caída libre y quizás sea momento de buscar otras alternativas para obtener un dinero extra a fin de mes. Una de ellas está en mercado financiero, que actualmente presenta la oportunidad de inversión más rentable de la Argentina.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle información detallada sobre recomendaciones  de inversión acertadas en el mercado internacional, a través de reportes especiales preparados por nuestro equipo de expertos y publicados en nuestros Newsletters.

A continuación, le ofrecemos la oportunidad única de acceder de manera gratuita a nuestra edición especial de mayo de la Revista de Inversor Global, en donde encontrará información de utilidad para optimizar su portafolio de negocios. Ingrese a la misma haciendo click aquí.

Comments 2

  1. Barbara Swanson
  2. Fede

Deja tu respuesta