Los Buitres atacan de nuevo

Los mismos fondos de inversión que apostaron por capital de riesgo argentino ahora fijan sus miradas en activos brasileños. Tomaron posiciones sobre Petrobras, Oi Sa y Tim Participacoes.

Los fondos buitre que el año pasado tomaron notoriedad por su conflicto con la Argentina, ahora fijaron su mirada en papeles brasileños de Petrobras, Oi Sa y Tim Participacoes. El interés de Paul Singer, dueño de fondo más conocido, por invertir en estas empresas preocupa no sólo a los propietarios de estas empresas sino que también hasta al mismísimo gobierno de Dilma Rousseff.

¿Por qué todos le temen a los fondos buitre?

Su denominación es una analogía que compara a estos fondos con los buitres al sobrevolar pacientemente, esperando para lanzarse sobre los restos de una compañía debilitada; o, en el caso de las deudas soberanas, de un país deudor. Sin embargo, algunos prefieren denominarlos distressed debt o “fondo de situaciones especiales”, para evitar una denominación peyorativa.

Un fondo buitre es un fondo de capital de riesgo o de inversión libre que invierte en una deuda pública o privada de un emisor que se considera débil o cercano a la quiebra.

El modus operandi del fondo buitre consiste simplemente en comprar en el mercado deuda de Estados y empresas al borde de la quiebra o en default (cesación de pagos), normalmente al 20% o al 30% de su valor nominal y luego pleitear o «apretar» por el pago del 100% de este valor.

El fondo buitre suele apostar a pacientes con altas probabilidades de rehabilitación, es decir, a Estados o empresas que tienen posibilidad de regularizar sus finanzas y salvar una cesación de pagos.

¿Por qué su interés por estas empresas brasileñas?

Evidentemente, uno de los hombres más voraces del mercado como lo es Paul Singer, tiene fundamentos para apostar por estas inversiones. Su avance mordaz sobre Petrobras se debe a que los papeles de la petrolera brasileña están baratos porque fueron golpeados por el escándalo de corrupción dentro de la compañía y de los deprimidos precios del crudo a nivel internacional.

Además de adquirir estos papeles, también sumó en las últimas semanas dos de las principales empresas de telecomunicaciones brasileñas: Oi Sa (OIBR) y Tim Participacoes SA, enfocadas en inversiones en telefonía celular.

Según un artículo publicado por el sitio Ámbito.com, cada vez que las acciones de estas empresas bajan, Singer aumenta su participación y, en las dos operaciones, ya supera el 3% de la tenencia de acciones. Son constantes sus operaciones de compra de acciones de empresas privadas en crisis, para luego influir en el directorio y eventualmente partir la compañía en varias unidades y vender las partes. Es lo que desde hace varios años intenta hacer con el grupo mexicano Vitro, donde mantiene una disputa histórica con Fintech, de David Martínez.

El caso más preocupante para Brasil es el de Petrobras. Se especula con que Singer (junto con otros fondo buitre como Aurelius, del discípulo de Singer Mark Brodsky) ya podría detentar el 5% de las acciones de la petrolera que cotiza en Nueva York.

Independientemente del desenlace, usted como inversor debe aprovechar las oportunidades que la coyuntura ofrece. En esa línea, Inversor Global puede proporcionarle información útil sobre los pasos a seguir para hacerse de los instrumentos de inversión disponibles en el mercado local, a través de reportes especiales preparados por nuestro equipo de expertos y publicados en nuestros Newsletters.

A continuación, le damos la oportunidad única de acceder de manera gratuita a nuestra edición especial de mayo de la Revista de Inversor Global, en donde encontrará información de utilidad para optimizar su portafolio de negocios. Ingrese a la misma haciendo click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido