Una vez más el premio gordo se lo llevan las tecnológicas

En este artículo de Inversor Global, conocerá por qué las acciones enfocadas en el pago de dividendos se presentan como un instrumento de inversión de gran atractivo actualmente.

Muchos inversores consideran que las acciones basadas en el incremento de los dividendos entregados por una empresa, son un negocio aburrido. Sin embargo, ante los excelentes rendimientos que presentan, en comparación con los índices que se rigen directamente por el  precio de las participaciones, usted podría pensar diferente.

Según una publicación de MarketWatch, este tipo de activo agrupado en el S&P 500 Dividend Aristocrats, presenta un rendimiento de 179% en los últimos 10 años, frente a 120% del índice S&P 500.

Si se está preguntando de qué trata el indicador S&P 500 Dividend Aristocrats, tenga en cuenta que se refiere al conglomerado conformado por activos de 52 empresas que también forman parte del S&P 500, y al mismo tiempo, han incrementado su pago de dividendos por los últimos 25 años de manera consecutiva.

Los expertos explican que la clave para invertir bajo esta modalidad, está en enfocarse en compañías que pagan dividendos y producen suficiente flujo de caja para hacer lugar a un potencial incremento de estas ganancias a futuro. Este capital representa los recursos que la compañía puede direccionar hacia adquisiciones, recompra de acciones y pago de dividendos en sí.

Los grandes protagonistas

Los analistas recomiendan fijarse en el sector tecnológico cuando se trata de invertir en activos de este tipo de empresas. El principal argumento para ello radica en que el rubro presenta un margen de flujo de caja neto de 21,3%, con un retorno promedio de 6%.

En esa línea, el gran debate en los mercados es si la bonanza de las tecnológicas es sostenible o no. Frente a lo que los analistas presentan una respuesta afirmativa.

En primera instancia, porque luego de la crisis de 2008 las empresas del segmento ha establecido un plan de crecimiento basado en no provocar desequilibrios o sobresaturar el mercado.

En adición a ello, los logros alcanzados por el sector actualmente constituyen un verdadero valor agregado en término de rentabilidad y optimización de cualquier actividad productiva.

Si desea optar por las inversiones en acciones de dividendos, usted tiene a disposición el ProShares S&P 500 Dividend Aristocrats ETF (NOBL), instrumento que le permitirá disfrutar de estas ganancias en una inversión a largo plazo.

Si desea optar por otros mecanismos de negocios alternativos, no olvide que Inversor Global puede ofrecerle informes detallados sobre estas opciones, así como asesoramiento sobre como diseñar una estrategia adecuada para incursionar en éstos. Si desea recibirlos, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta