¿Qué esperar de la Argentina luego de la tormenta K?

El mercado local se encuentra experimentando un crecimiento acelerado gracias a las expectativas de cambio político a fin de año. Pero ¿qué puede suceder con las oportunidades de inversión, una vez asuma el control la nueva administración?

Los pronósticos de recambio político que pudiera tener lugar a partir de octubre del año en curso han dado pie al optimismo de los inversores. Sin embargo, no todo podría ser color de rosa luego del paso de la tormenta K, debido a que la administración que asuma el control gubernamental para fines de 2015, se enfrentará a compromisos de pago de una abultada deuda y numerosos conflictos por resolver.

De acuerdo con un artículo de La Nación, el aspecto clave para definir el curso de la Argentina en el futuro cercano, dependerá de la capacidad de la próxima gestión, para lograr regularizar la situación de deuda y así tener acceso a una financiación eficiente.

Según los analistas, el segundo mandato de Cristina Kirchner dejaría un saldo de  más de 25.000 millones de dólares a ser atendido en 2016.

En esa línea, los expertos manifiestan la necesidad de realizar una devaluación de la moneda local en torno a un 35% y un ajuste de la deuda en dólares de 25%, lo que seguiría arrojando una cifra por pagar de 25.000 millones, como se expresó anteriormente.

Ahora bien, ante la dirección que pueda tomar el nuevo gobierno:

¿Cómo se comportarían las inversiones?

A la fecha, el mercado de valores argentino, representado principalmente por el índice Merval, se encuentra experimentando un crecimiento extraordinario, que le llevó a ser la plaza bursátil con mejor desempeño a nivel mundial en el primer trimestre del año. El principal factor de influencia sobre este comportamiento se fundamenta en las expectativas de cambio político, como se apuntó  en un principio.

Sin embargo, como bien lo señaló Mariano Otalora, director de la Escuela Argentina de Finanzas Personales, para  una entrevista con El Cronista, los inversores deben ser cuidadosos, porque las ganancias que está arrojando el Merval  pueden experimentar una fuerte corrección, si la nueva gestión genera incertidumbre luego de asumir el poder, en el último trimestre de 2015.

En ese sentido, el experto aseguró que a corto plazo, el mercado bursátil local representa una excelente oportunidad de inversión. Al mismo tiempo, alertó sobre un escenario en el que el nuevo gobierno no logre descomprimir tensiones durante los primeros seis meses de administración, en el que un agravamiento de la carencia de dólares y la problemática de los holdouts, pudieran traer como consecuencia un desplome de la bolsa.

Sin embargo, también hizo énfasis en la posibilidad de que suceda todo lo contrario; en ese caso, el Merval experimentaría un auge aún mayor al actual, por lo que pensar en éste como una inversión a largo plazo representaría un acierto de inversión inigualable.

De acuerdo con el economista jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzco, “en la bolsa hay algo que siempre se cumple: comprar con el rumor y vender con la noticia. El rumor es el cambio presidencial y eso impulsa a la Bolsa. La noticia es que suba alguien distinto al Gobierno actual, y ahí el inversor vende y espera. Creo que es lo que va a ocurrir.”

En cuanto al contexto postelectoral, establece que “cuando asuma la nueva presidencia, vendrán tiempos duros, por lo que tiene que haber cautela y no entrar masivamente a la Bolsa sino selectivamente”. En ese sentido, asegura que ante una devaluación, las empresas favorecidas sin duda, serán las vinculadas al comercio exterior como Siderar.

¿Sobre qué lado fijará usted sus apuestas?

En medio de un contexto de incertidumbre, usted puede proteger su patrimonio mediante selectas alternativas de negocios que Inversor Global puede ofrecerle.  Si desea recibir información detallada sobre estas oportunidades de inversión  que no debe dejar pasar por alto, suscríbase a nuestro Newsletter gratuito  haciendo un click aquí.

Deja tu respuesta