No permita que esta bomba de tiempo estalle en su portafolio

El alza de los precios en los activos del sector inmobiliario está generando alarmas a nivel internacional. ¿Se trata de una nueva burbuja en el rubro?

El creciente temor por posibles burbujas en los diferentes sectores de la economía mundial ha cobrado relevancia. Algunos hablan de un quiebre en el segmento tecnológico y otros de un posible colapso inmobiliario. Pero, ¿alguna de estas creencias tiene un fundamento sólido?

En el caso del real estate, las especulaciones pueden tener sentido. Ante ello, el inversor debe mantenerse alerta y tomar las precauciones pertinentes para evitar que una eventual burbuja explote sobre su patrimonio.

¿Una bomba de tiempo?

Los precios de las propiedades a nivel mundial se encuentran en niveles cada vez más altos. Actualmente, superan los máximos registrados en épocas previas a la crisis financiera de 2008. Este comportamiento ha despertado las inquietudes de los expertos, que prevén una potencial crisis en el área.

De acuerdo con un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), la política de bajas tasas de interés, impuesta por gran parte de los bancos centrales del mundo está dando lugar a una posible bomba de tiempo en el contexto inmobiliario. Principalmente, porque los rendimientos de los bonos a nivel global son muy bajos, lo que provoca que las propiedades luzcan más atractivas para los inversores en materia de activos.

D e esa manera, la demanda se ha incrementado rápidamente. Según el economista dl FMI, Min Zhu, esta oleada de compras trajo como consecuencia aumentos importantes en el precio de los inmuebles, que no viene acompañado de ningún respaldo lógico, sino que es totalmente especulativo.

De acuerdo con declaraciones de Peter Hobbs, director gerente de la consultora MSCI, citadas en una nota de El  Cronista, gran parte de los mercados globales están mostrando niveles de rendimientos bastante bajos en ese sentido, a causa del incremento desmedido en las valuaciones de las propiedades.

Al tratarse de precios inflados, surgen temores con respecto a la sostenibilidad del segmento.

La otra cara de la moneda

A pesar de las teorías sobre un eventual colapso, otros actores destacados del rubro consideran que estas aseveraciones son prematuras. En ese sentido, El Cronista replica las apreciaciones de Jonathan Gray, director global de real estate en Blackstone, firma destacada por ser el mayor exponente de las inversiones en bienes raíces en el mundo, con respecto al tema.

En esa línea, Gray asegura que el mercado no está cerca de una burbuja, sino que “recién está a mitad de camino de la actividad que había en 2006 y 2007, pero claramente pasamos el peligro de 2009”.

Para dar muestra de su convicción sobre la dirección del mercado, recientemente Gray realizó inversiones  por 26.500 millones de dólares en el segmento del real estate, al considerar que hay activos específicos, cuyas cotizaciones se mantienen moderadas y representan una gran oportunidad ante los temores.

Las opiniones de los diferentes jugadores pueden crear mayor incertidumbre en el inversor, por lo que la recomendación es mantener un plan de diversificación en la que usted pueda fijar una presencia estratégica en el sector, sin sufrir mayores pérdidas antes un eventual colapso.

Si desea realizar un seguimiento del comportamiento del sector inmobiliario a nivel mundial, recuerde que Inversor Global puede ofrecerle informes detallados en relación a éste, así como asesoramiento con respecto al diseño de una estrategia adecuada para hacer negocios en diversos rubros, a través de nuestro Newsletter gratuito. Suscríbase al mismo, haciendo  click aquí.

Deja tu respuesta