Nada puede frenar la escalada de los bonos locales

A pesar de todas las malas noticias económicas que envuelven a la Argentina, los papeles de nuestro país siguen seduciendo a los inversores. Además, las subas no discriminan ni por plazo ni por legislación.

Imagine a un montañista. En su camino hacia la cima del pico que asciende, éste se puede topar con muchísimos imprevistos. Es decir, puede tener que enfrentar desde deslizamientos hasta avalanchas. Sin embargo, cuando su impulso por llegar a la meta es el suficiente, el deportista es capaz de lograr su objetivo. Algo similar ocurre con los bonos locales que, a pesar de haberse encontrado con un montón de dificultades que podrían complicar su panorama, siguen experimentando una racha alcista sin precedentes.

¿Qué ocurre con los papeles argentinos?

A pesar de que la Argentina defaulteó nuevamente la semana pasada (al no poder pagar el vencimiento del bono Par), a lo que se le sumaron las peleas del Gobierno con el Citi y con Thomas Griesa, el juez estadounidense a cargo del Caso Buitre; los bonos argentinos ni se inmutaron.

Por lo tanto, se puede inferir que las expectativas de los inversores a mediano y largo plazo siguen intactas ante la posibilidad de un cambio político hacia fines de este año, cuando un nuevo presidente llegue a la Casa Rosada.

Por un lado, el riesgo país argentino cayó más de 100 puntos para ubicarse levemente por debajo de los 600 puntos, marcando una diferencia con países como Brasil, Perú y Colombia, donde se registraron subas. Por el otro lado, la expectativa ante un sinceramiento en las estadísticas y una salida del cepo cambiario benefició una evolución alcista de los bonos en pesos indexados por CER, los dollar linked y los bonos provinciales

Los imparables bonos locales

Cabe destacar que el rally alcista de bonos no discrimina ni por duration ni por legislación. En otras palabras, todas las subas son generalizadas y casi no hay distinción entre los distintos instrumentos.

En un artículo publicado en el sitio Ámbito.com, se detalla que el Bonar 24 es el papel argentino más buscado por ser el único a diez años. Asimismo, los ahorristas se encuentran seducidos por la opción de cobrar un alto cupón por un plazo prolongado (8,75% anual en dólares) y un rendimiento que -más allá de la baja de los últimos meses- se mantiene levemente por encima del 8%.

De la misma manera, se manifiesta el interés por el Boden 2015 (que acaba de pagar sin inconvenientes el cupón de intereses) y el Boden 2017, ya que ambos subieron más del 1%.

Por eso es que los bonos con cupones altos como los que tienen los títulos argentinos son muy atractivos para los inversores. Así, también suben los títulos emitidos bajo legislación extranjera, pese que hace ya varios meses que no se pagan por las restricciones de Griesa.

Lo que usted debe saber

Si bien el mercado experimentó una corrección a fin de marzo, los expertos no esperan que ésta se profundice mucho más y destacan que la expectativa de un nuevo gobierno más market friendly es la tendencia de fondo que se percibe. En este sentido, el rally alcista puede continuar, ya que  las expectativas de un cambio político a fin de año generan mayor atractivo e interés por los activos locales a largo plazo.

Si quiere conocer precisamente en qué activos puede invertir para aprovechar el el rally alcista de la bolsa local, puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le contarán cuál es la clave para aquellos que quieren comenzar a invertir en la Argentina sin correr riesgos innecesarios. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta