McDonald’s tocó fondo y usted debe prepararse para su eventual despegue

El gigante de comida rápida informó que sus ganancias netas del primer trimestre de este año llegaron sólo a 811,5 millones de dólares, un 33 % menos que lo  conseguido en el mismo período del 2014. Ahora, la empresa se plantea seriamente cómo salir adelante.

En medio de campañas de publicidad para mejorar la imagen de sus productos y escándalos por alimentos en mal estado, la cadena de comidas rápidas estadounidense, McDonald’s, parece estar transitando una etapa difícil. A todo esto se le suma la publicación de los reportes trimestrales de ventas que siguen en picada.

La competencia, además, se ha vuelto bastante intensa en Estados Unidos, otro hecho que también ha golpeado fuerte las finanzas de una empresa que ya no tiene hacia dónde crecer.

Números rojos

De acuerdo con los resultados difundidos por la compañía y recopilados por varios medios de comunicación, McDonald’s informó que  sus beneficios netos del primer trimestre de este año alcanzaron los 811,5 millones de dólares, un 33 % menos que lo obtenido en el mismo lapso del año pasado.

Según publicó ElCronista.com, la compañía, con sede en Oak Brook, en el estado de Illinois, informó que sus ingresos en el primer trimestre de este año fueron de 5.959 millones de dólares, lo que significa una reducción del 11% con respecto a lo logrado en el mismo período del año pasado.

El CEO de McDonald’s, Steve Easterbrook, indicó en el comunicado donde se detallan estos resultados que el 4 de mayo próximo la dirección de la empresa anunciará los detalles iniciales de un “giro radical” para mejorar el desempeño de la empresa.

Un giro muy esperado

Easterbrook hará principal hincapié en la caída de ventas y para eso propone crear una “compañía de hamburguesas moderna y progresiva”, según confirma David Tarantino, analista de Robert W. Baird & Co.

El objetivo no será fácil. La cadena de comidas rápidas deberá enfrentarse al desapego de sus clientes tradicionales y al desinterés de algunos consumidores más jóvenes, que se vuelcan a opciones más saludables.

Al respecto, los expertos ofrecen opiniones divididas. Algunos sostienen que la compañía debería dedicarse a hacer mejores hamburguesas con mayor eficiencia, mientras otros creen que necesita una transformación más profunda, modificando su menú y para neutralizar a sus rivales.

Muchos analistas prevén que, a diferencia de su antecesor, Easterbrook tome medidas audaces que cambien la realidad actual de la compañía. Y si bien el nuevo esquema no solucionaría por el momento la caída de ventas, esto podría comprar la paciencia de los inversores y generar dinero para financiar las propuestas del nuevo presidente ejecutivo. Aparentemente, ellos están dispuestos a esperar los frutos de estos cambios y actualmente ya están disfrutando de la suba de accionistas que la firma está mostrando.

Si usted también quiere ser uno de ellos, en nuestro newsletter semanal encontrará más información sobre cómo y cuándo invertir en McDonald’s. Para recibirlo, solamente debe hacer un click aquí.

Deja tu respuesta