3 motivos por los que usted no debe temerle a una “corrección” en los mercados

Los rumores sobre el inminente desplome de los activos de renta variable a nivel internacional crean oleadas de pánico entre las masas. Pero ¿cómo puede sacarle provecho usted?

Una corrección se refiere a un declive de entre 10 y 20% en las acciones. Esta baja, aunque no represente mayor gravedad, requiere que el inversor esté preparado para cierto nivel de stress, totalmente manejable. Lo que pudiera implicar tener que vender una posición antes de lo esperado o convertir algunos activos en cash.

Ahí es cuando usted puede comenzar a actuar.

Los ahorristas más astutos son los que reconocen el momento perfecto para entrar a invertir. Y ese momento podría estar a la vuelta de la esquina.

Haga que la corrección juegue a favor suyo

Con cada pequeño descenso que experimentan índices como el S&P 500, el Nasdaq o el NYSE, se desencadena el pánico y surgen las especulaciones de quienes aseguran, que estas bajas momentáneas son el comienzo del tan anunciado fin de la bonanza del escenario bursátil.

Los reportes sobre los resultados de desempleo de los Estados Unidos y los miedos sobre si la fortaleza del dólar hundirá a las empresas estadounidenses, provocan que esta tesis cobre fuerza. Sin embargo, expertos que analizan el caso con detenimiento, establecen que no se trata de la llegada de una tendencia pronunciada a la baja en las Bolsas, o bear market, sino “una corrección”

Pero lo más importante, es que usted comprenda que es lo que realmente implica una “corrección” en el mercado y por qué no es el fin del mundo.

1. De las pruebas a la realidad

Usted es un inversor minorista que está comenzando en el mundo de las finanzas. Todo lo que ha hecho hasta el momento ha sido un seguimiento a sus acciones o ETFs favoritos. También ha creado su portafolio ideal y bien diversificado.

Durante el período alcista usted vio cómo crecía el precio del activo y decidió esperar. Ahí es donde la corrección se convierte en su aliado para entrar en todas esas posiciones a un precio mucho menor.

2. Su mente estará en calma

El factor que más juega en contra de un inversor es su corazón, sus emociones. Como lo dijimos anteriormente, la constante mención de caídas en los mercados, de malas perspectivas económicas, de épocas complicadas para la cotización del petróleo, lo único que hacen es aumentar su miedo y su preocupación.

Si finalmente se confirma la corrección, todas estas teorías y predicciones van a ser acalladas y usted dejará de sentir esa presión creada por la incertidumbre. Esos tiempos de calma serán claves para que piense con cabeza fría y tome las mejores decisiones.

3. La gran oportunidad para usted

Una temporada de bajas en las Bolsas podría convertirse en una excelente oportunidad para los inversores pacientes y de largo plazo, ya que estarían obteniendo precios únicos por sus acciones preferidas para luego obtener los frutos en 5 a 10 años.

El economista de Inversor Global, Nery Persichini, hizo mención de unos instrumentos de inversión para aplicar en épocas bajistas:

“Uno de esos instrumentos son las opciones financieras. Vendiendo calls (opciones de compra) o comprando puts (opciones de venta), un jugador puede ganar mucho dinero en épocas de volatilidad. Otro, pero para inversores expertos, es la “venta en corto”. A través de esta estrategia es posible vender una acción sin tenerla. Para ello, el inversor “alquila” el papel a cambio de una prima y lo vende con la esperanza de recomprarlo y devolverlo a un precio menor. La diferencia entre lo cobrado y lo pagado es su ganancia.

Desde Inversor Global queremos que esté lo más informado posible para que su dinero no esté en riesgo. Por eso, le recomendamos estar pendiente de las columnas semanales de nuestros economistas expertos, publicadas en el Newsletter gratuito de inversiones, que tendrán aún más información valiosa para compartir.

Deja tu respuesta