La técnica del salmón: apueste contra la corriente y obtenga grandes beneficios

Rusia se está recuperando: en tan sólo tres meses, su moneda subió un 20% frente al dólar y sus bonos escalaron más de un 23% en el año. Aproveche la oportunidad y no le de la espalda a este gigante caído que quiere levantarse.

“Comprar cuando todos venden”, dice un famoso adagio bursátil que muchas veces replicamos desde Inversor Global. Y de hecho, se lo hemos recomendado semanas atrás cuando le decíamos que era momento de invertir en Rusia.

Si nos hizo caso, hoy estará viendo los resultados. Si no, debe saber que todavía está a tiempo de aprovechar la oportunidad. Preste atención a lo que le vamos a contar: en muy poco tiempo, el rublo ruso pasó de ser la moneda con el peor desempeño del mundo a subir un 20% en lo que va del año. Y esto representa una clara oportunidad para usted.

El milagro ruso

El rublo revivió y para muchos es un milagro.

Después de ser la moneda con peor desempeño en 2014 debido a la caída de los precios del petróleo y las fuertes sanciones occidentales que recibió Moscú por su papel en la crisis de Ucrania, actualmente se encuentra entre las de mejor permormance. En tan sólo tres meses pasó a ganar más de 20% frente al dólar y 35% frente al euro.

Ahora, el panorama es más optimista para el rublo. El flujo de dinero que volvió a Rusia demuestra la confianza de los inversores en que el cese de fuego en Ucrania evitará cualquier endurecimiento de las sanciones impulsadas por los Estados Unidos en contra de Rusia.

En este sentido, los inversores cada vez confían más en el rublo y el principal factor es la estabilización de la situación política.

El Banco Central de Rusia dio la señal de largada para el rublo con un sorpresivo recorte de tasas a fines de enero, de 17% a 15%. El acuerdo de cese del fuego en Ucrania impulsó aún más la suba, lo que se sumó a un nuevo recorte de la tasa de referencia de otros 100 puntos básicos.

El impacto en los los mercados

La pronta recuperación del rublo provocó una verdadera estampida en el mercado de renta fija, ya que los fondos internacionales que apuestan por las emisiones de deuda de países emergentes decidieron con urgencia empezar a recuperar sus posiciones en el mercado ruso.

Y como consecuencia de este regreso precipitado, los bonos escalaron más de un 23% en el año.

En tanto, el Banco Central de Rusia sigue en marcha con su plan de recorte de tasas iniciado en enero. Este fue de 17% a 15% y luego se le sumó un nuevo ajuste de otros 100 puntos básicos. En este sentido, la expectativa del mercado es que la autoridad monetaria vuelva a bajar la tasa otros 200 puntos básicos en su próxima reunión, lo que impulsaría la suba del rublo.

Según datos de AO Gazprombank, los fondos tenedores de deuda rusa generaron un flujo de ingreso de divisas de unos 200 millones de dólares. El gigante se está levantando y usted todavía está a tiempo de aprovechar sus altos rendimientos. Por eso, en este informe especial le proponemos dos ETF para invertir en el país siberiano.

Porque como alguna vez se lo dijimos, invertir contra la corriente puede tener sus beneficios…

Deja tu respuesta