No espere más y únase a los inversores que ganan con esta herramienta

Si creía que los activos que tenía en su cartera eran la mejor forma de lograr ganancias, piénselo de nuevo. Aquí le presentamos uno que podría traerle grandes beneficios.

Éste es un mensaje especialmente dirigido a los inversores minoristas.

Hoy le queremos presentar una manera de hacerse de ganancias que podría traerle mucho más rentabilidad que las opciones en las que está invertido hoy en día.

Aunque muchas personas recurren a alternativas tradicionales porque son seguras y no necesitan mucha “vigilancia”, podrían estar perdiéndose de  herramientas que son aún más beneficiosas para su bolsillo.

Cuando hablamos de opciones seguras, nos referimos a los fondos comunes de inversión. Es cierto que una de las razones por las que vale la pena recurrir a éstos se basa en la falta de conocimiento del mercado, motivo por el cual los inversores principiantes prefieren que terceros diseñen estrategias de negocios más acertadas para su portafolio.

Pero, si usted como inversor minorista quiere terminar con esto y asegurarse una mayor cantidad de dinero en ganancias, entonces considere adentrarse un poco más en el mundo de los mercados e inclínese por los ETFs (o fondos cotizados en Bolsa).

Comience a expandir su horizonte

Esto no quiere decir que deba dejar completamente de lado a los fondos comunes. Recuerde que éstos han sido durante mucho tiempo la forma más empleada para diversificar fácilmente su cartera.

Sin embargo, es interesante saber que existen los ETFs como otro vehículo de inversión con posibilidad de arrojar mejores beneficios.

Queremos compartir con usted las ventajas de los fondos cotizados en Bolsa, recopiladas por el sitio web WiseBread, para que redoble sus apuestas:

  1. Los gastos de administración son casi nulos

Sus probabilidades de obtener mayores ganancias serán mayores con los ETFs, ya que la mayoría de ellos tienen gastos de gestión muy bajos, comparados con los fondos comunes.

  1. ETFs sin comisión

Dependiendo de la agencia de Bolsa en la que se encuentre, usted puede negociar muchos ETFs sin pagar comisiones. Eso sí, recuerde consultar su broker en el exterior antes de decidirse por uno u otro ETF.

  1. Puede comprarlos y venderlos cuando quiera

A diferencia de los fondos de inversión, los ETFs están disponibles para negociarse durante la jornada del mercado. En los fondos comunes usted simplemente entrega su dinero y no puede tener ningún tipo de relación sobre cuándo y cuánto comprar y vender.

  1. Puede apostar a la baja del mercado

Entre la gran cantidad de ETFs disponibles, hay varios que se dedican a darle ganancias a sus inversores cuando ellos son pesimistas en cuanto al precio de una acción o un commodity. En otras palabras, apuestan “en corto”. Un ejemplo de este tipo de ETF es el SCO (UltraShort DJ-UBS Crude Oil), que apuesta a la baja del precio del petróleo.

  1. Los dividendos no son reinvertidos

Los fondos comunes de inversión toman los dividendos ganados y los reinvierten en el mismo fondo. Por el contrario, en el caso de los ETFs, los dividendos se depositan en su cuenta, por medio de su broker del extranjero. Son suyos. Usted tiene la flexibilidad de poner ese dinero en otro lugar.

Ahí los tiene. Éstos son solo algunos de los beneficios de invertir en los fondos cotizados en Bolsa. Es cierto. Se necesita tener una cuenta en una agencia fuera de la Argentina y un poco más de conocimiento sobre cómo funciona el mercado. Pero, si se propone a aprender más sobre el tema y a ser más disciplinado con el ahorro, su momento para invertir en estos activos llegará más temprano que tarde.

Los ETFs son instrumentos de inversión aconsejados con frecuencia por nuestros economistas expertos. Para conocer más sobre éstos mecanismos, lo invitamos a leer el Newsletter gratuito de inversiones. Allí el equipo de analistas tendrá aún más información valiosa para compartir.

No se pierda sus actualizaciones. Si desea suscribirse, simplemente haga click aquí.

Deja tu respuesta