El huracán de las bajas tasas de interés puede afectar su bolsillo

Los bonos basura son los protagonistas de la escena de inversiones actualmente, debido a la tendencia a la baja de los retornos de otros activos de renta fija. ¿Qué consecuencias podría traer esta tendencia para el entorno financiero mundial?

Las bajas tasas de interés que reinan en el segmento de renta fija comandado por la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) y las entidades financieras europeas, han sido un claro factor de presión para los inversores que buscan retornos de alto nivel, de una u otra manera.

La tendencia ha provocado oleadas de inversión en los llamados “bonos basura”, término que se refiere a aquellos instrumentos de renta fija que ofrecen atractivos retornos, lo que se traduce en un elevado nivel de riesgo.

De acuerdo con información de CNNExpansión, este comportamiento puede llegar a revertirse, ocasionando una corrida de fondos, en el momento en que la FED anuncie un aumento en las tasas de interés y se aproximen los vencimientos de la deuda basura.

Una eventual crisis

En múltiples oportunidades, desde Inversor Global hemos recomendado practicar una regla de oro para los negocios: No seguir a la corriente. En un contexto como  el actual, éste principio se vuelve más acertado.

Las palabras de los que saben del tema pueden convencerle de ello. Según el exitoso inversor  Jeffrey Gundlach, conocido como el  rey del mercado de bonos, y presidente de la firma Doubleline Capital, la próxima crisis financiera mundial tendrá su origen en los bonos basura.

Gundlach, quien también predijo el colapso que trajo consigo la recesión pasada, considera que los inversores se han olvidado de la cautela a la hora de hacer negocios, debido a su necesidad de buscar rendimientos a cualquier costo.

 De esa manera, destaca que el popular  segmento de los títulos de deuda de alto rendimiento puede enfrentarse a dos acontecimientos devastadores en el futuro. Con ello, hace referencia al aumento de las tasas de interés de referencia de la FED y al listado de pagos de vencimientos a los inversores, que según el experto podrían ocasionar una migración masiva de capitales.

Debido al reciente auge del mercado de bonos basura, no se puede tener certeza de la reacción exacta del mismo ante este tipo de acontecimientos, ya que su dinámica ha fluido únicamente en un contexto de descensos constantes en las tasas de rendimiento. Esto podría aumenta la incertidumbre y el pánico de las masas una vez que comiencen a darse los cambios.

El bolsillo del inversor

Usted como inversor debe tomar consciencia de esta realidad y establecer medidas de contingencia para resguardar su patrimonio. En ese sentido, debe evitar la exposición de su portafolio a los instrumentos más sensibles a una corrida de  fondos en el escenario descrito.

De acuerdo con el artículo de CNNExpansión, la mayor concentración de inversiones en el rubro de renta fija basura se encuentra en ETF enfocados a seguir estos títulos, como el conocido iShares iBoxx USD High Yield Corporate Bond ETF, que acumula alrededor de 17.000 millones de dólares en activos.

Si mantiene posiciones en este fondo o en algún otro con características similares, debería reconsiderar su estrategia, o en su defecto mantener presencia bajo un plan de inversión “en corto” con el propósito de que pueda disfrutar del alto rendimiento pero logre salir de estos con éxito antes de un posible quiebre.

Según Gundlach, esta crisis podría tener lugar en al menos dos años, por lo que usted cuenta con suficiente tiempo para planificar sus pasos y no tomar decisiones apresuradas.

Tome cartas en al asunto y no se deje sorprender por la potencial caída de estos activos de deuda.

Si desea recibir informes especiales sobre cómo preparar su portafolio para sobrellevar futuras crisis financieras, así como recomendaciones de inversión acertadas en el mercado internacional, no deje de  suscribirse al Newsletter gratuito de Inversor Global, haciendo  click aquí. 

Deja tu respuesta