Divide y reinarás…

Los inversores de Qualcomm quieren que la compañía separare su filial de procesadores de su negocio de licencias de patentes. Y de concretarse, las ganancias podrían ser extraordinarias para usted.

No es la primera vez que pasa. En más de una ocasión importantes empresas del mercado han dividido su negocio por pedido y presión de sus inversores.

Ahora, un nuevo caso puede estar por suceder y usted debe estar atento para que la oportunidad no se le escape de las manos.

Qualcomm (NASDAQ:QCOM), el mayor fabricante mundial de procesadores para telefonía móvil, está bajo presión. Su inversor activista Jana Partners LLC quiere que considere una escisión de la compañía para impulsar el precio de su acción, que actualmente se encuentra cayendo en picada.

La firma, que supo ser una de las favoritas de los grandes inversores, actualmente está perdiendo la palea ante sus competidores. Es por esto que el fondo de cobertura Jana le ha pedido que analice seriamente la posibilidad de separar su filial de procesadores de su negocio de licencias de patentes, cuyas regalías son la principal fuente de ganancias de la firma según afirma Wall Street Journal.

Y si bien la compañía propuso esta idea hace 15 años, al poco tiempo la descartó. Ahora, ¿podría retomarla nuevamente?

En la cuerda floja

No sólo sus inversores suman presión a la decisión de Qualcomm. Sus competidores también lo hacen.

A pesar de haber fabricado los módems utilizados en los últimos iPhones de Apple, Samsung le dio la espalda. La surcoreana optó por utilizar un procesador desarrollado por ellos mismos para el Galaxy S6.

Al mismo tiempo, sus principales rivales comenzaron a bajar costos a gran escala para conseguir negocios en el mercado de teléfonos móviles en China, mientras que Qualcomm enfrenta algunas pesquisas en Estados Unidos, Europa y Corea del Sur.

En este sentido, Jana, que ha comprado una participación de más de dos millones de acciones y es uno de los mayores accionistas de la firma, pidió que se redujeran los costos. Pero además, según una carta que el fondo enviará a sus inversores, el pedido también abarcaría que se aceleren las recompras de acciones y se hagan cambios en la estructura de compensación de sus directivos tanto en sus informes financieros como en la junta directiva.

Hasta el momento la compañía no ha tomado una decisión, pero aseguró que está evaluando qué es lo mejor para todos sus accionistas.

Aproveche la oportunidad

Ante las presiones de la competencia, la empresa ha tomado medidas recientemente para impulsar el precio de su acción. Entre estas, se incluye una recompra de acciones por 15.000 millones de dólares anunciada el mes pasado, de los cuales 10.000 millones serán recomprados en los próximos 12 meses.

Para sus inversores, este es un paso positivo pero aún así la compañía debe hacer más esfuerzos para sacar provecho de su fuerte posición en el mercado de procesadores. Según un informe hecho por los analistas de Arete Research Services LLP, el valor de mercado del negocio de chips ascendería a 74.000 millones de dólares y el de patentes a 87.000 millones de dólares.

Y siguiendo la línea de esta consultora, un negocio independiente de procesadores podría atraer el interés de empresas como Intel  o bien podría intentar comprar Broadcom, uno de los principales fabricantes de circuitos integrados para comunicaciones de banda ancha de los Estados Unidos.

Si las conversaciones avanzan y la compañía se decide por dividir su negocio, las ganancias para aquellos inversores que hayan decidido apostar por ella serán extraordinarias. La decisión depende solamente de usted y está al alcance de su mano. Puede conocer más sobre esta y otras oportunidades de inversión en nuestro newsletter semanal de Inversor Global.

Si todavía no lo recibe, pídalo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta