Bonos alemanes: el tesoro más preciado de la Eurozona

Los títulos de deuda del gobierno germano han despertado el apetito voraz de los inversores, a pesar de sus rendimientos negativos record. ¿A qué se debe este fenómeno?

El mercado crediticio de la Eurozona se encuentra en terreno negativo en lo que a rendimientos se refiere. Pero seguramente para usted, esto no es noticia nueva. Sin embargo, dentro del meollo de las tasas de interés de la región, en esta ocasión vale la pena destacar la situación particular de la deuda pública alemana.

Al igual que el oro se convierte en refugio para los inversores en épocas de turbulencia, los bonos del gobierno alemán se han posicionado como la primera alternativa de protección de los inversores en el contexto actual. Aún con tasas de rendimiento negativas récord en toda la región, estos no dejan de cotizarse al alza, al igual que su demanda.

El tesoro de la Eurozona

El comportamiento de la demanda de los bonos alemanes se basa en el mismo principio que mueve las adquisiciones de títulos del Tesoro (treasury bonds) de los Estados Unidos: confiabilidad.

En el marco del programa de flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) puesto en marcha por el Banco Central Europeo (BCE), los inversores están atentos a las elecciones de compra de títulos del organismo, con el propósito de seguir sus pasos, principalmente por la confianza que la operación brinda.

En ese sentido, el mercado está consciente de que  el BCE solo se inclinará por adquirir bonos de dos a 30 años, cuyos rendimientos no sean menores a su tasa de depósitos, que actualmente está en -0,20%. Teniendo en cuenta que la tasa actual para el caso de la deuda alemana se encuentra la rededor de 0,12%,  todo apunta a que estos se conviertan en el blanco más cotizado.

No conforme con ello, a esto se suma la notable estabilidad y fortaleza económica de Alemania, que suma confiabilidad a los instrumentos de crédito que emite.

De esa manera, como en el caso del oro, los títulos germanos tienen un costo por el privilegio de su tenencia, representado por sus rendimientos negativos.

De acuerdo con información de Reuters, el fenómeno no termina allí. La tendencia al retroceso de las tasas de interés de estos instrumentos continúa. Los expertos explican que la incertidumbre por la situación de la economía  griega, bajo el escenario de un posible incumplimiento de sus compromisos de deuda y abandono de la Unión Europea, también ha contribuido con la baja de  los retornos de los bonos gubernamentales alemanes. En esa línea, cuanta mayor presión en esa dirección, la baja podría acentuarse aún más.

Sin embargo, los inversores están dispuestos a pagar el precio por este “tesoro” de la Eurozona.

¿Se anima a invertir en deuda alemana?

Para recibir informes detallados sobre cómo invertir en instrumentos de deuda a nivel internacional, así como asesoramiento con respecto al diseño de una estrategia adecuada para hacer negocios, suscríbase al Newsletter gratuito de Inversor Global, haciendo  click aquí.

Deja tu respuesta