Apueste por las fichas más débiles en este tablero de juego

En este artículo de Inversor Global, conocerá por qué las decisiones contrarias en las inversiones, pueden traerle extraordinarias recompensas.

Mark Hulbert, columnista de MarketWatch, explica la razón de ser de las estrategias de inversión contrarias al mercado, de la manera más precisa:

Sitúese en el escenario de una carrera de caballo, en la que participan 10 ejemplares y usted tiene la posibilidad de apostar por cualquiera de ellos. Uno de esos caballos, es el favorito de las masas, incluyendo a los expertos del área. De hecho, ese candidato en particular cumple las expectativas de la mayoría con respecto al triunfo. Seguidamente, imagine que este mismo caballo, termina la carrera en segundo lugar, mientras que el participante más rechazado e ignorado termina de séptimo. Lo crea o no, los márgenes de ganancias que puede obtener de este último, serían mayores a los logrados por apostar al ejemplar del segundo lugar.

Todo radica en las expectativas y en las decisiones desmedidas e infundamentadas que se toman en torno a ellas.

Tenga en consideración el caso de la situación actual de Grecia como mercado de inversiones, por ejemplo. El acierto de comprar activos de este país no radica en la esperanza de que esta economía tenga un mejor desempeño que aquellas que vienen mostrando comportamientos óptimos, como la estadounidense. Sino en la posibilidad de que este país obtenga mejores resultados financieros que los esperados por la mayoría.

De esa manera, como en la carrera de caballos, usted podría terminar haciendo más dinero en el largo plazo, a partir de los activos financieros de las economías debilitadas, que el que acumularía de aquellas que muestran mayor solidez, y generan grandes expectativas en el común denominador de los inversores actualmente.

Los eslabones más débiles de la cadena

De acuerdo con un estudio de la firma Cambria Investment Management, citado por MarketWatch, hay registros de ciertos momentos de la historia financiera que dan fe de estas aseveraciones.

Para efectos de la investigación, se tuvieron en cuenta elementos como la tasa de retorno y los precios ajustados por inflación de los países. Esta ecuación empleada incluso por el premio Nobel de Economía, Robert Shiller, mostró resultados que identifican naciones como los Estados Unidos en 1920, Países Bajos en 1981, Corea del Sur en los 80 y Grecia en el 2011, como mercados que en las fechas dadas, atravesaron fuertes depresiones y aún con ello, sus activos de inversión rindieron significativamente en el mediano y largo plazo.

En ese sentido, es apropiado preguntarse ¿quiénes son los jugadores más golpeados, y por ende más subvaluados hoy? Pensará seguramente en Grecia en primer lugar, seguidamente de otros como Hungría, Portugal e Italia.

Así, y pensando siempre en el largo plazo con estas economías, usted podría aprovechar las oportunidades de negocios que ofrecen, mientras otros miran en direcciones muy obvias.

Recuerde que la historia es cíclica, y por ende las opciones de inversión de estos países cobrarán valor a futuro y usted podría verse beneficiado de ello, si decide establecer presencia ahora.

No obstante, es importante que antes de decidir optar por esta estrategia, analice si la misma se adapta a su perfil de inversor y su nivel de tolerancia al riesgo, con el propósito de tener conciencia de su capacidad de resistir la presión que surgiría, como consecuencia de las eventuales turbulencias financieras del contexto mundial.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento con respecto al diseño de una estrategia adecuada para invertir, a través de  informes especiales publicados en nuestro Newsletter gratuito. Si aún no lo recibesuscríbase con un click aquí.

Deja tu respuesta