4 claves para identificar empresas fantasmas

En este artículo de Inversor Global, usted conocerá los elementos que debe tener en cuenta para distinguir aquellas empresas que definitivamente no deben estar en su portafolio de inversión.

La diversidad es una variable ambivalente en el contexto bursátil. Aún cuando es un valor agregado que permite escoger empresas para invertir en un amplio espectro, esa misma variedad tiende a confundir hasta al inversor más experimentado. Principalmente, porque resulta difícil identificar cuáles son realmente candidatas sólidas con valor intrínseco y cuales son simplemente “empresas fantasmas”.

La referencia “empresas fantasmas” aplica para aquellas que, a pesar de lucir muy prometedoras, se encuentran cercanas al punto de quiebre de su actividad. En el mercado, este tipo de jugador es bastante común, más aún cuando se habla de una época de sobrevaloraciones excesivas en la plaza bursátil.

A continuación, conocerá una serie de aspectos fundamentales, que usted debe analizar para no caer en la trampa de las “empresas fantasmas”, de acuerdo con el criterio del inversor Scott Fearon, autor del libro “Dead Companies Walking” enfocado en este tema.

  1. Deudas en alza, ventas a la baja

Aunque parezcan dos problemáticas distintas, las ventas y las deudas guardan una relación estrecha ya que una se deriva de la otra. Ambas son el principal síntoma de una situación financiera crítica.

Así, cuando las ventas tienden a mermar, el déficit en el presupuesto tiende a moverse en dirección contraria, es decir, en alza. En una situación de este tipo, resulta muy difícil que las empresas puedan evitar la bancarrota.

  1. Sobrexpansión

De acuerdo con Fearon, muchas empresas tienden a caer a causa de las malas decisiones de la alta gerencia. Cuando estas experimentan un crecimiento exponencial en poco tiempo, sus directivos tienden a establecer una estrategia de expansión excesiva que no llega a ser sostenible en momentos de recesión o crisis, en el sector al que pertenecen. Por ello, el inversor debe hacer un análisis sobre las políticas empresariales de los candidatos que esté considerando y evaluar si se está en presencia de un caso de sobrexpansión, que a la larga puede conducir a la compañía en cuestión al colapso de sus operaciones.

  1. Ausencia de nuevas fuentes de ingresos

El éxito económico de una empresa, está determinado en gran parte por su capacidad de generar  nuevas fuentes de ingresos, una vez que sufre pérdidas de cuotas del mercado al que se dirige. Si la compañía que se encuentra analizando, no cumple con una estrategia de esquemas de ventas alternativos para afrontar este tipo de situación, o si no cuenta con un plan de adaptación a nuevas condiciones en el entorno, lo ideal es que se mantenga alejado de ella.

  1. Altos rendimientos de deuda

La tasa de rendimiento de las emisiones de deuda de una empresa, son un indicador clave de la situación financiera de ésta. Cuando esta tasa se ubica por encima de 20%, las señales de alarma se activan inmediatamente, ya que una cifra elevada en este sentido, es sinónimo de riesgo.

Conozca otro aspecto clave para identificar las empresas que no debe incluir en su portafolio de inversión,  en este apartado especial que Inversor Global preparó especialmente para usted.

Deja tu respuesta