3 consejos para mantener un portafolio de inversión equilibrado

En este artículo de Inversor Global, conocerá estrategias clave para tener una cartera de activos blindada contra la volatilidad de los mercados.

Balancear los instrumentos de inversión, en lo que a riesgo se refiere, puede ser una tarea difícil de encarar. En oportunidades, el inversor se enfrenta a la decisión de si vender o no ciertos activos que vienen desempeñándose bien, por el hecho de que tal vez ese crecimiento esté por terminar. O, comprar otros, con una trayectoria problemática, por la probabilidad de que estén subvaluados, y en consecuencia ser una gran oportunidad de negocios.

En ambos casos, las alternativas vienen acompañadas por la duda y es allí cuando surge el reto de mantener el equilibrio del portafolio. A continuación le presentamos tres estrategias muye efectivas para que usted optimice su cartera de inversión pensando a largo plazo y con cierto nivel de tolerancia al riesgo.

  1. El arte de la redistribución

De acuerdo con Christine Benz, especialista en finanzas personales, citada en artículos recientes de Morningstar y MarketWatch, el proceso de diversificar y equilibrar una cartera de inversiones acarrea costos generalmente. Estos pueden ser cargos por las transacciones propias del proceso o impuestos sobre las ganancias y capital.

En ese caso, Benz explica que es posible saltarse el paso de venta de ciertos activos para direccionar las ganancias de ello a nuevas adquisiciones. En lugar de eso, propone utilizar las contribuciones futuras para restaurar el balance que se persigue. Por ejemplo, si el inversor posee deuda del gobierno de los Estados Unidos, en lugar de hacer nuevas comprar o inyectar más recursos a este instrumento, puede optar por redireccionar este dinero a otro tipo de bonos, activos internacionales y efectivo.

  1. Organización y migración

Digamos que su colocación en activos de renta variable es del 60% de su capital invertido y aumenta a 70%, motivo por el cual usted desea equilibrar sus apuestas en este sentido. Una manera sencilla de hacerlo y que no amerita cambios bruscos, es migrar colocaciones dentro de los sectores que albergan las acciones, es decir, fijar mayor presencia en papeles de empresas pertenecientes a rubros que estén subvaluados, y así reducir posiciones en aquellos que con el tiempo se han cotizado desmedidamente, y por ende representan mayor riesgo.

  1. Delegar tareas

Si en última instancia, considera que tomar decisiones para recomponer su cartera de negocios es una tarea intimidante, usted puede optar por delegar parte del trabajo que  esto conlleva. Existen fondos dedicados a esta labor, que pueden ayudarle a establecer un portafolio de inversiones más conservador que el que posee actualmente.

Estos fondos ofrecen programas en los que la composición de sus activos es evaluada y actualizada periódicamente, para mantener el nivel de tolerancia al riesgo que usted desee fijar.

Aunque las oportunidades de inversión que se encuentran cargadas de volatilidad, ofrecen retornos potenciales de gran atractivo, la incursión en estas dependerá de su perfil de inversor. En ese sentido, cuando se trata de establecer un balance en los negocios que permita blindar el patrimonio de las eventualidades financieras, lo ideal es diversificar el riesgo.

Tenga en cuenta estos consejos para lograrlo.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle múltiples recomendaciones útiles para emplear en su rutina financiera, a través de informes especiales publicados en nuestro Newsletter gratuito. Suscríbase al mismo haciendo un click aquí.

Deja tu respuesta