Usted puede ganar la guerra de las bajas tasas de interés

En este artículo de Inversor Global, conocerá una estrategia ideal para diversificar su cartera de bonos, frente a un contexto internacional de bajos retornos en el segmento de renta fija.

Históricamente, los activos de renta fija han servido como refugio a los inversores por su confiabilidad y estabilidad. Sin embargo, en el caso de los títulos internacionales, la permanencia de las tasas de interés de referencia de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) en niveles cercanos a cero, ha reducido el atractivo de éstos, o bien, han obligado al inversor a salir a la cacería de mejores rendimientos para equilibrar su portafolio.

En vista de que el aumento de las mencionadas tasas no se espera hasta el mes de septiembre, según fuentes de la misma FED, es necesario pensar en una alternativa que no se vea afectada directamente por el curso que tomen los mercados ante las eventualidades económicas. Por suerte, esta alternativa existe y se la presentamos a continuación:

El arte de diversificar a partir de la deuda

No es lo mismo tomar un puñado de nueces, que escogerlas una a una. Al tomar un puñado, corre el riesgo de toparse con alguna en mal estado, mientras que a través de una selección más minuciosa, se quedará con las mejores del granel. Lo mismo sucede en el caso de la alternativa de inversión que los expertos consideran como más apropiada, ante la situación de los bonos a nivel mundial.

De esa manera, la sugerencia gira en torno a la exposición tanto en corto como a largo plazo en fondos de inversión centrados en deuda tanto corporativa como gubernamental.

La justificación de esta recomendación yace en que, mientras los activos de renta fija tradicionales pueden posicionarse en largo sobre empresas subvaluadas que sin duda crecerán, los bonos en corto adquiridos bajo un formato de swaps de crédito, pueden actuar como una herramienta eficaz de generación de rendimientos cuando los mercados de deuda colapsan. Es decir, ambas acciones permiten alcanzar beneficios, con independencia de las fluctuaciones del contexto.

[pullquote]En adición a ello, la selección de un fondo para delegar esta tarea resulta crucial para cumplir el objetivo, ya que gran parte del alcance de estos retornos dependerá de la habilidad y criterio de gestores especializados para identificar los activos con potencial, en un escenario donde el comportamiento de las tasas de interés se replica en casi todos los instrumentos de deuda.[/pullquote]

Según Dorothy C. Weaver, CEO de la firma estadounidense Collins Capital, citada en un artículo de MarketWatch, las estrategias basada en posiciones de deuda tanto a corto como a largo plazo resultan muy apropiadas cuando se tiene una visión del negocio que va mas allá de los fundamentos del instrumento, teniendo en cuenta la dinámica del mercado.  De esa manera, se logra fluir a la par del mercado y no se malgastan esfuerzos en contra del ritmo de este.

Firmas Internacionales como Collins Capitals, Intermediate Capital Group, e incluso HSBC en la Argentina pueden ofrecer esta clase de servicios al inversor que desee desarrollar un plan de defensa, que resguarde su patrimonio de la hostilidad del mercado financiero.

Si desea obtener más información acerca de los diferentes fondos dedicados a esta actividad, así los pasos a seguir para hacerse partícipe de esta y otras alternativas de negocios, no deje de suscribirse al Newsletter gratuito de Inversor Global.  Si aún no lo recibehágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta