Sunday, January 19, 2020
El sitio de noticias de Inversor Global


Usted es un miserable

La combinación de alta inflación y alto desempleo posicionó a la Argentina como la segunda economía más miserable del mundo de acuerdo a un estudio de Bloomberg. Los argentinos somos todos miserables…, tanto usted como yo. ¿Cómo dejar de ser miserables?

By Federico Tessore , in El rincón del inversor Federico Tessore , at 7 marzo, 2015 Etiquetas: , , ,

Lo que nos faltaba. Que nos acusen de ser la segunda economía más miserable del mundo. Sabíamos que teníamos el record mundial de crisis económicas, de devaluaciones, de defaults. Pero ahora enterarnos que además de “desprolijos” somos miserables me parece un poco mucho.

El problema es que el “acusador” no es un medio cualquiera, es la Agencia Bloomberg, una de las agencias económicas más prestigiosas del mundo.  Veamos lo que decía este medio en la nota titulada “Las 15 economías mas miserables del mundo”:

La inflación es una enfermedad que puede hacer naufragar a una sociedad, dijo una vez el premio Nobel de economía Milton Friedman. Si a ese diagnóstico le agregamos alto desempleo, los economistas eligen un termino no técnico para describir el efecto destructivo que esto tiene sobre las personas: miseria.

Este sufrimiento hoy se da especialmente en Venezuela, Argentina, Sudáfrica, Ucrania y Grecia, las cinco economías más difíciles del mundo para vivir y trabajar, de acuerdo a una encuesta realizada por Bloomberg llamada el Índice de la Miseria 2015. (Es una simple ecuación: ratio de desempleo + cambio en el índice de  precios al consumidor = Miseria)

Argentina solo es superada en este particular índice por Venezuela, un país gobernado por una dictadura liderada por Nicolás Maduro al borde de la guerra civil. Y los que nos siguen en el ranking son un país en guerra como Ucrania y un país en default como Grecia.

Bueno, Argentina también esta en default y si aún no somos una dictadura es porque una parte de la muy cuestionada justicia argentina lo impidió. Pero estuvimos y estamos muy cerca de convertirnos en una dictadura. Así que tenemos explicaciones para estar segundos en el ranking.

Está claro que no necesitábamos de esta encuesta para darnos cuenta de que la economía argentina es un desastre. Hoy casi todos somos conscientes de que el país está gobernado por un grupo de delincuentes que hasta hace muy poco tiempo sólo estaba focalizado en tratar de robar la mayor cantidad de dinero posible y ahora parece estar focalizado en cubrir su retirada con el menor costo posible. Hoy todos sabemos que la Argentina tiene una economía miserable.

Entonces ahora la clave es tratar de buscar formas de salir de esta trampa. De dejar de estar liderando los peores rankings económicos del mundo. Un par de semanas atrás comenzamos este desafío en la nota llamada “Cuatro años para reconstruir las ruinas” donde mencionábamos los 21 problemas que el próximo gobierno tendrá que resolver.

Y la semana pasada revisábamos como el próximo gobierno podía comenzar a cambiar esta realidad en la nota llamada “Las primeras cinco medidas del próximo gobierno” . Permítame seguir esta “saga de ciencia ficción” con las segundas cinco medidas que tendría que tomar el próximo gobierno. Aquí van:

Medida 6: Fin de los controles de precios

Otra libertad fundamental que debemos recuperar apenas asuma el próximo gobierno. ¿Cómo puede ser que si por ejemplo usted tiene un kiosco no pueda decidir a cuánto vender un producto determinado? ¿Cómo puede ser que un gobierno nos robe la libertad de hacer lo que queremos con nuestros bienes? Otra libertad cortada con la cual nos acostumbramos a vivir.

En forma urgente tienen que terminar las regulaciones y los controles sobre los productos y servicios que comerciamos libremente. Ningún funcionario de turno, nunca más, debe tener el poder de fijar un precio en nuestro país. Si ese funcionario se cree con el poder de fijar los precios, que se convierta en empresario y produzca los bienes que quiere controlar. Pero nunca más debe usar el poder de la fuerza del estado para limitar la libertad de comerciar libremente con nuestros bienes y servicios.

La única forma de lograr precios bajos y propuestas de máxima calidad es dejando al mercado operar libremente. Dejando a los argentinos competir entre nosotros y con el resto del mundo, arriesgado, innovando, creando. Si alguien tuvo alguna vez dudas sobre si esto es así, hoy sólo basta mirar lo que pasó en nuestro país durante los últimos años y la respuesta va a ser muy fácil…

Medida 7: Creación de un nuevo instituto de estadísticas y censos

No puede haber algo más básico en un país. Si queremos mejorar, si queremos crecer debemos tener una medida objetiva de las cosas. Debemos saber cuanto es la inflación real, debemos saber si nuestra economía crece o no, tenemos que saber cuántos pobres hay. Debemos saber en detalle cuánto gastamos, cuánto debemos. Las estadísticas nuevamente deben ser creíbles e independientes.

El próximo gobierno debe reconstruir un instituto que sea independiente de la política y que se dedique a darnos una medida de cómo se desempeña nuestro país. Debemos recuperar esta herramienta básica que utiliza toda organización racional y moderna.

Medida 8: Fin de la publicidad estatal condicional

Durante los doce años de gobierno kirchnerista se destruyeron muchas industrias. Pero uno de los sectores más afectados fue el de medios de comunicación. Hoy la gran mayoría de los medios de comunicación dependen del estado. O porque el estado los regula, por lo tanto dependen de los favores del funcionario de turno o porque el medio depende de la publicidad estatal.

El próximo gobierno debe en forma inmediata eliminar la discrecionalidad en la publicidad estatal. En realidad, en primer lugar la debe reducir drásticamente, no tiene sentido que en un país quebrado se gasten miles de millones al año en publicidad. Y con lo poco que quede del presupuesto de publicidad, el gobierno debe crear un sistema para distribuir esta publicidad de acuerdo a criterios objetivos y claros. Hay que eliminar la presión del gobierno sobre los medios y esto sólo es posible si los medios no sobreviven gracias a la publicidad estatal.

Sólo esto asegurará que nuevamente los medios vuelvan a ser independientes en la Argentina. Ante esta medida uno se  pregunta que pasará con los medios de comunicación de los amigos del gobierno kirchnerista, que solo viven de la publicidad estatal pero que casi no tienen audiencia. Seguramente cerrarán y todos los argentinos nos ahorraremos miles de millones de pesos que tiramos a la basura todos los años.

Medida 9: Fuerte cambio en las relaciones internacionales

El próximo gobierno tiene que cambiar el eje de su política exterior desde el primer día en el gobierno. No se entiende qué hacemos apoyando a gobiernos que son dictaduras o casi dictaduras como el de Venezuela, Cuba, Ecuador, China o Irán. ¿Qué sentido tiene estar del lado de los gobiernos que abrazan las restricciones y la violencia y  estar peleados con países que abrazan la libertad y la innovación?

Muy poca, por eso el próximo gobierno debe tener una política exterior totalmente diferente a la actual y debe construir lazos y relaciones con los países que avanzan en nuestro mundo, con los países que promueven la libertad. Y más importante, con los países que podemos crear relaciones comerciales y duraderas en el tiempo para nuestras organizaciones y empresas.

Medida 10: Derogación de las leyes que intentan controlar la justicia

Durante los últimos dos años el gobierno de Cristina gestionó una serie de leyes que intentaron controlar el poder judicial. En realidad, desde hace décadas que el poder judicial está fuertemente influenciado por el poder ejecutivo. Pero durante estos dos últimos años la situación se distorsiono aun más.

El próximo presidente argentino tendrá que ir para el otro lado. Tendrá que buscar un sistema que asegure que el poder judicial tenga mayor independencia del poder político. Deberá nombrar nuevos ministros de la Corte Suprema de Justicia que promuevan esta mayor independencia.

Presentamos las primeras 10 medidas que el próximo gobierno deberá tomar para salir de la miseria. Lo invito a dejar sus comentarios sobre estas medidas, incluyendo otras medidas que usted incluiría entre las 10 más importantes o variaciones de las que presenté en esas dos notas, en la parte de comentarios de esta nota.

Y el sábado que viene le prometo que voy a completar el análisis con los comentarios que lleguen, ya hay varios aportes en la nota anterior y les compartiré la medida que en mi opinión es la más importante de todas. Aunque dudo que el próximo presidente se anime a tomar.

Le deseo un excelente fin de semana,

Federico Tessore

Para Inversor Global Argentina

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Comments


  • Si gana el oficialismo dudo que los controles de precios se terminen, tal vez se limpie un el indec de los encargados de brindar datos subjetivos o irreales pero no creo que se cree un nuevo instituto. Espero que baje el gasto en publicidad y creo que la relaciones exteriores con países que promueven la libertad traen soluciones al gobierno y los argentinos.

  • Estimado Federico,
    Muy objetivos y CENTRADOS TUS COMENTARIOS REGERIDOS A LAS MEDIDAS DEL PROXIMO GOBIERNO. FALTA UNA IMPORTANTICIMA.
    HACER MUCHAS CELDAS, Y LUGARES PARA QUE CRISTINA Y TODA SU BANDA ESTEN PRESOS ALLI POR MUCHOS AÑOS.
    UNA UTOPIA??
    ES UNA MEDIDA QUE HARIAMOS EN PRIMER LUGAR,
    BUEN DOMINGO Y GRACIAS POR LOS COMENTARIOS –
    ATTE ARIEL MARTINEZ

  • Estimados,
    Las 10 medidas que se nombran son correctas, pero son mucho más prioritarias las medidas sobre las políticas de seguridad nacional e internacional, lo que incluye control de narcotráfico y armas, para poder vivir en una país sin miedo a salir a la calle.

  • En referencia a las medidas que Federico Tessore enumera para que el
    nuevo gobierno pueda reconstruir el país, con las que por supuesto no se puede
    estar en desacuerdo si se pretende un país en serio, me extraña que no haya
    estado entre ellas la imprescindible reconstrucción de la producción
    energética, de vital importancia para pegar el salto que se requiere en
    cualquier aparato productivo que se imagine.

    Como un pretendido aporte a la mencionada recuperación energética
    nacional, me permito elevar a Uds. un superficial informe sobre un proyecto que
    podría cambiar totalmente el lamentable panorama que presenta hoy nuestro
    mercado energético.

    Dada la importancia en que en mi opinión merece dicho proyecto, es que
    me permití entrevistar al Director del mismo, para consultarle fundamentalmente
    si el mismo era viable. La respuesta fue: “Si, es viable”.

    Lo que me parece increíble que ningún funcionario nacional, haya puesto
    los ojos en el tema, ni tomado dimensión de lo que significaría llevarlo a
    cabo, a pesar de haber sido ya publicado.

    Este es el informe, para vuestra consideración.

    ALBUFERAS EN EL BAJO DEL GUALICHO

    He tomado conocimiento a través de publicaciones periodísticas, de los
    estudios que están llevando a cabo un grupo de investigadores de la Universidad
    del Comahue con el aval del Gobierno de la Provincia de Río Negro, en la
    localidad de San Antonio Oeste, y más concretamente en el Gran Bajo del
    Gualicho, con el objeto de determinar la viabilidad de un proyecto de obtención
    de energía eléctrica a partir de la fuerza motriz de las mareas, a través de
    una albufera artificial.

    El responsable de dichos estudios, y a cargo de un equipo de docentes e
    investigadores de la UNCo, es el Dr. Luis Alberto Bertani, y el proyecto tiene
    como objetivo primordial, determinar la viabilidad de dicho emprendimiento.

    Una albufera es un lago de agua salada que conecta al mar en algún
    punto, y que con una obra de ingeniería apropiada, se puede convertir en una
    fuente de energía, aprovechando la amplitud de las mareas.

    El Gran Bajo del Gualicho es un lugar muy apropiado para un proyecto de
    este tipo ya que reúne varias características positivas y ventajosas.

    Proximidad con el mar. Está a unos 25 km.

    Inexistencia de rocas duras que dificultarían la
    construcción de túneles o canales.

    Buena amplitud de mareas. La amplitud media es
    de 6,68 m. La máxima es de 9,33 m.

    Gran superficie para recibir un importante
    volumen de agua del mar.

    El lago que se generaría sería de grandes dimensiones. Aproximadamente
    1234 km2, y 187 km de perímetro. Para tener una idea, sería un 50 % más grande
    que el lago artificial de la represa de El Chocón. También en este aspecto,
    ofrece ventajas comparativas con otros emprendimientos de producción de energía
    hidráulica, ya que en los mismos (p.ej. Yaciretá) se han perdido inmensas
    superficies de selvas intangibles, fauna y flora invalorable, y en otros casos,
    poblaciones y tierras productivas, como ha sucedido en valles ahora sumergidos,
    mientras que en este caso se modificaría muy favorablemente el paisaje de un
    desierto con muy escasa fauna y flora silvestre, y prácticamente deshabitado.

    De acuerdo a estudios preliminares, se podrían construir 225 canales que
    se conectarían al lago, y que podrían contener 450 turbinas de 2 MW cada una,
    por lo que un solo canal, podría generar 900 MW. Casi como lo que generan las
    centrales nucleares del país. Con solo dos canales, podría producir más energía
    que las represas que se han programado construir sobre al Río Santa Cruz. Con
    la construcción de tres canales, se podría generar casi como lo que genera
    Yaciretá, a un costo significativamente menor, y sin producir el enorme daño
    ambiental que trajo aparejado dicha presa.

    Ante la viabilidad del proyecto, si existiera la decisión política, y
    también los medios necesarios para completar semejante obra, se podrían generar
    150.000 KW. Unas cinco veces la actual capacidad instalada en Argentina.

    No hace falta mucha imaginación para darnos cuenta de que en estas
    circunstancias, el país sería muy diferente. Se podría cambiar a través del
    tiempo y la tecnología, casi totalmente la matriz energética en el uso
    residencial, industrial, y en el vehicular, ya sea de transporte como de uso
    particular, reemplazando la energía generada a base de combustibles
    radioactivos o fósiles no renovables y contaminantes, por una energía limpia,
    más económica y eterna.

    Por
    supuesto que eso llevaría a mejorar sustancialmente el standard de vida de los
    habitantes del país, y a liberar toda la producción de dichos combustibles
    fósiles hacia la exportación, con lo que ello significaría para las finanzas
    argentinas.

    Uno de los beneficios colaterales de esta obra, sería el desarrollo
    inmobiliario alrededor de toda la costa del lago de agua de mar, renovada diariamente, y
    con temperaturas muy apropiadas para su aprovechamiento turístico,
    características sumamente apreciadas por los veraneantes. Otro de los posibles
    beneficios, podría ser el desarrollo de la piscicultura, un aprovechamiento que
    puede dar lugar a numerosos emprendimientos productivos, dadas las condiciones
    de calmas aguas marítimas, óptimas para ello.

    Tengo entendido que las turbinas utilizadas en la represa Yaciretá han
    sido construidas en nuestro país. La construcción de las miles de turbinas
    necesarias para esta obra, puede generar muchos puestos de trabajo
    desarrollando una industria que, de radicarse en San Antonio Oeste, podría
    hacerse cargo además del mantenimiento de dichas turbinas, diversificando y
    ampliando significativamente, las fuentes laborales de toda esa zona.

    El impacto ambiental puede ser importante, pero insignificante comparado
    con otras grandes construcciones generadoras
    de energía hidráulica, o con las potencialmente contaminantes como las
    centrales nucleares. Y si tenemos en cuenta que esto será generación energética
    totalmente limpia y renovable, que eliminaría el uso de generadores que
    utilizan combustibles fósiles muy contaminantes y no renovables, la balanza se
    inclina claramente a favor del emprendimiento que nos ocupa.

    Uno de los costados negativos del proyecto es que se perdería la
    extracción de sal que actualmente tiene lugar en el Bajo del gualicho,
    pero si desde la toma de decisión de la
    concreción de dicho emprendimiento, hasta que se comience el llenado del lago,
    que supongo llevaría no menos de cinco años, se implementa la extracción
    intensiva de la sal, utilizando maquinarias apropiadas para ello, como las
    utilizadas en las grandes explotaciones mineras, podría acopiarse miles de
    toneladas en las cercanías, para abastecer durante varios años las necesidades
    de la industria, pudiéndose ofrecer también, como compensación a la fábrica
    Alpat, cuando este acopio se consuma, subsidiar la energía eléctrica que
    actualmente utiliza. Llegado el momento, los administradores del proyecto
    sabrán negociar a fin de llegar a un acuerdo. Esto no debería ser un obstáculo
    para su desarrollo, más sabiendo que la sal no es un bien escaso, como sí lo es
    la producción de energía limpia y renovable, indispensable para cualquier país
    que desea un desarrollo sostenido.

    Está claro que obviamente no se puede ignorar el costo de una obra tan
    trascendente, pero sin duda se podrá lograr obtener el financiamiento
    internacional para comenzar por lo menos con el primer canal, que servirá como
    ejemplo para calibrar las distintas variables que inciden desde la
    construcción, funcionamiento, mantenimiento y hasta su financiamiento que, tal
    como se acostumbra, podrá cancelarse con la propia venta de la energía
    generada.

    Si tenemos en cuenta que desde el año 2009 al 2013, el país ha erogado
    alrededor de treinta y seis mil millones de dólares, más lo que corresponde a
    este año, que hasta agosto ha sumado nueve mil millones de dólares y lo que
    seguramente seguirá yéndose del país por varios años, queda claro que con esos
    dólares se podrían haber construido varios canales como para haber podido ya
    revertir la ecuación negativa en cuanto al abastecimiento de energía en la
    Argentina, debemos coincidir que no es imposible el desafío.

    Tengo entendido que otros países están avanzando en la investigación de
    la producción energética a través de la fuerza de las mareas. Creo que lo antes
    posible se debería poner al servicio de los técnicos que están investigando el
    tema, todo el apoyo disponible en el país, respetando por supuesto, su lugar y
    su trabajo, para que avancen rápidamente en definir la viabilidad técnica, y
    superar los obstáculos que se puedan encontrar en el camino.

    Superada esta etapa, se
    necesitará una fuerte decisión política, y un amplio consenso para transformar
    esta iniciativa en una política de Estado, que permita a través de los
    distintos gobiernos, su concreción, y
    también dirigentes con gran convicción, tenacidad y perseverancia para llevar
    este trascendente proyecto al éxito. Las generaciones venideras nos lo
    agradecerán.

    Esperando sepa apreciar la importancia del desafío que implica la
    alternativa que muy superficialmente he tratado de explicar, lo saluda
    cordialmente.

Compartido