Mejor no le cargue esta “nafta” a su portafolio

Esta empresa parece estar buscando una salida de emergencia para escapar de la situación actual del mundo financiero. Lo invitamos a visitar otra estación de servicio.

Si aún no lo sabía, usted puede ganar dinero si apuesta por compañías que van a terminar desapareciendo.

Y en esta oportunidad le vamos a presentar una que ha logrado un éxito impresionante en sus años de existencia, y que se ha ganado el cariño de muchos inversores. Pero es una firma que estaría amenazada con la extinción.

Estamos hablando específicamente de Tesla Motors, una compañía estadounidense que fabrica automóviles eléctricos.

Es cierto. La mencionamos hace poco en el artículo llamado “Cómo ganar dinero con una empresa que desaparecerá“. Pero este lunes se conoció una noticia que reafirma los argumentos en contra de la rentabilidad real de la misma.

CEO lanza un salvavidas para retener a los inversores

En un tweet que muchos medios de comunicación calificaron como “misterioso”, el CEO de la compañía, Elon Musk, indicó que a finales de abril iba a lanzar un nuevo producto al mercado y aseguró que no se trataba de un auto.

El anuncio, que seguramente calmó a una horda de inversores que todavía confían en los resultados de Tesla, generó el efecto deseado: las acciones de la compañía con sede en California ganaban entre 3% y 4% en la sesión de este lunes, para cotizar a un valor cercano a los 192 dólares.

Sin embargo, la noticia no es nueva.

En el reporte de resultados más reciente, realizado a principios de febrero, Musk dijo: “Vamos a revelar la batería para el hogar, una batería que podrá ser usada por los consumidores en sus casas o negocios”.

De acuerdo con Bloomberg, Tesla ha desarrollado una tecnología de baterías de iones de litio para posicionarse dentro del creciente mercado de almacenamiento de energía.

La verdad detrás de las palabras de Musk

Aunque muchos inversores decidieron apostar por Tesla este lunes y confían en que la compañía tendrá mucho campo para crecer en el futuro, el suspenso que ha creado solo esconde el posible miedo de que el negocio se caiga.

¿Por qué?

  • Por una parte, porque Tesla ha sido beneficiaria de subsidios gubernamentales por su apuesta por las energías limpias. Esta ayuda lo que hace es distorsionar las ganancias reales de la empresa.
  • Pero por otro lado -y es un punto que destacó el economista Jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco- una de las razones por las que los consumidores recurrían a los autos eléctricos se debía a los altos costos de la nafta.

Con los precios actuales del petróleo y la consecuente caída de los precios del combustible en Estados Unidos, esta opción ya no parece tan atractiva. Especialmente si se tiene en cuenta que los autos fabricados por Tesla cuestan unos 100.000 dólares, lo mismo que un BMW M6 convertible.

El petróleo puede mantenerse a esos precios durante varios meses, por lo que la empresa de Musk podría verse en peligro si no comienza a trabajar en otras ideas. Ahora habrá que esperar y ver si saldrán adelante con el supuesto lanzamiento de la batería.

Mientras tanto, desde David Stockman, ex funcionario del Gobierno estadounidense, hasta nuestro economista Jefe, el consejo es: no le cargue esa “nafta” a su portafolio de inversiones y más bien tome una posición en corto.

Para saber más sobre herramientas de inversión que le permitan multiplicar su dinero, le recomendamos que siga de cerca las opiniones de nuestros economistas, las cuales aparecen publicadas en el Newsletter gratuito de inversiones. Sin dudas, se convertirán en un aliado para usted y su cartera. Suscríbase gratis a través de un click aquí.

Deja tu respuesta