Huya de este espejismo a la hora de invertir

No todo lo que brilla es oro en el mundo de las tecnológicas. Sepa de qué empresa debe escapar cuando fije su mirada en las acciones de este sector.

La baja del precio de las acciones de una empresa no es un indicativo de que el inversor debe deshacerse de éstas. En muchas ocasiones, como bien sabe, se trata de activos subvaluados. Sin embargo, es importante analizar cada caso por separado, debido a que en oportunidades esto puede significar una señal de alerta para mantener distancia, como la que conocerá a continuación.

Las excepciones a la regla

Muchos argumentos se han presentado en los últimos días en defensa del auge de las acciones pertenecientes a empresas del rubro tecnológico. Los expertos avalan la consistencia de su avance, desmintiendo las posibilidades de una posible burbuja en el segmento.

En esa misma línea, han dejado claro que la rentabilidad y confiabilidad en este particular no aplica a todos los exponentes partícipes. Es entonces, cuando sale a relucir el caso de la empresa Intel.

Para el cierre de la jornada de ayer, la empresa registró un descenso de 4,69% en el mercado de valores. Pero lo realmente importante es el motivo de esta caída. De acuerdo con una publicación de Forbes, Intel reportó  un retroceso en sus resultados financieros del  último trimestre, en comparación con los obtenidos en el período anterior.  Así, las ventas acumularon 12.800 millones de dólares, frente a los 13.700 del trimestre pasado.

Este desempeño tuvo lugar a raíz de la disminución de la demanda en la  división de negocios de Computadoras de escritorio de la compañía.

La señal de alerta en relación a la tecnológica, viene dada por la posible obsolescencia y falta de innovación en parte de la línea de productos que desarrolla, lo que representa un factor determinante para  la rentabilidad de la empresa a futuro, que además debe luchar contra las circunstancias de los mercados internacionales en lo que a economía se refiere, como el caso de la deflación en la Eurozona.

En base a indicadores como éste, el inversor debe definir sus decisiones de negocios, debido a que un tambaleo en la actividad productiva de una empresa, compromete en alto grado su valor intrínseco.

Aún cuando las acciones de Intel promedian un alza de 34% en los últimos 12 meses, en lo que va de año, estas han descendido 10%.

Intel

Fuente: Forbes

Si es un inversor simpatizante del rubro tecnológico, direccione sus apuestas hacia opciones más claras como Apple, Google o Uber.

Manténgase alerta a las señales que le envían los mercados. Para estar al tanto de recomendaciones de inversión acertadas, acceda a los informes especiales elaborados por el equipo de expertos de Inversor Global, a través de nuestro Newsletter Gratuito. Suscríbase al mismo con un click aquí.

Deja tu respuesta