El Dragón rojo le trae malas noticias

Los inversores están huyendo en oleadas de sus posiciones en China. ¿Se trata de una decisión correcta? Descúbralo en este artículo.

Los inversores internacionales están retirando en manada su presencia sobre los activos del mercado accionario de la economía más grande de Asia. Desde la tercera semana de marzo éstos han vendido 274 millones de dólares en acciones, a través de la bolsa de Shanghai y Hong Kong. Sumado a esto, los fondos más grandes de Hong Kong, registran fugas de capitales en torno a los 622 millones de dólares.

A raíz de ello, el índice Shanghai Composite perdió terreno, luego de que en jornadas anteriores alcanzara su máximo en 7 años.

Según una publicación de Bloomberg, los inversores globales han perdido la fe en este mercado, aún cuando los operadores de la región continúan aprobando cuentas para tranzar en las bolsas locales a un ritmo acelerado y los organismos de control continúan autorizando ganancias a tal punto, que la capitalización de mercado de China alcanzó la cifra record de 6.5 billones de dólares el año pasado.

¿A qué se debe esto?

Los expertos alegan que mientras los actores locales fijan su atención sobre el programa de estímulos que debe recibir la economía del dragón rojo para reanimarse, los inversores se preocupan por considerar que ya se ha hecho más que suficiente por estimular la expansión china.

Según declaraciones de Wenjie Lu, estratega de la firma UBS Group AG, citadas por Bloomberg, el mercado accionario de Shanghai se encuentra en una burbuja, por lo que tiene sentido que los inversores decidan retirarse ahora y llevarse consigo buenas ganancias.

Frente a esta tendencia de fuga, el ETF iShares FTSE A50 China Index experimentó  durante la semana pasada, un record de salidas de capital  que se estima en 226 millones de dólares, mientras que el CSOP FTSE China A50 ETF perdió 396 millones aproximadamente.

Aún cuando las acciones chinas pudieran estar dentro de una burbuja, el gobierno de ese país continúa direccionando recursos que mantengan a flote el mercado, a la vez que sostiene costos de endeudamiento en los niveles más bajos posibles. Todo ese esfuerzo, le valió una ganancia de 5,6% al Shanghai Composite para el cierre de la jornada del pasado lunes.

[pullquote]Los temores de los inversores se ven reforzados cuando se analizan en detalle los indicadores macro de la segunda economía mundial, debido a que estos se encuentran en franco descenso.[/pullquote]

Lo ideal en este caso es que el inversor sea cauto y trate de reducir su exposición a los activos de riesgo en la medida de lo posible, siempre manteniendo su cartera de negocios en el terreno de la diversificación.

Siga de cerca los pasos del dragón rojo y mantenga protegidas sus inversiones de un eventual declive.

Si desea recibir asesoramiento sobre como diseñar una estrategia de inversión en el mercado asiático, así como informes detallados sobre las oportunidades de inversión más confiables en los mercados emergentes, no deje de suscribirse al Newsletter gratuito de Inversor Global haciendo un click aquí.

Deja tu respuesta