Aún está a tiempo de aprovechar la bonanza de Wall Street

El 97% de las empresas que forman parte del Índice S&P 500 se encuentran sobre el terreno de las ganancias pero esto no significa que ya pasó el mejor momento para comprar estos activos. A continuación le explicamos por qué.

El comportamiento del mercado de valores internacional actual se caracteriza por su gran dinamismo. Destaca de la plaza estadounidense, el desempeño del índice  S&P 500, que al día de hoy registra un alza de 0.27 %, con respecto a la jornada anterior. Con este incremento, pasa a ubicarse en las 2 mil 110.11 unidades. Por si fuera poco, en el mes de febrero, éste  obtuvo  ganancias en torno a 5,49%, su mejor resultado de los últimos tres años.

En esa línea, 97 de las empresas que componen el conglomerado correspondiente al índice, se encuentran presentando avances en sus cotizaciones. Todo ello, da lugar al interrogante ¿está llegando el S&P500 a su tope de crecimiento? ¿Conviene optar por una salida rápida?

A continuación conocerá 10 motivos por los que la respuesta a estas preguntas es un rotundo NO.

Aún falta mucho por recorrer

De acuerdo con un reporte de Bank of America, existe  una gran variedad de motivos por los que los activos del S&P500 siguen siendo un acierto de inversión:

1. La percepción generalizada de los expertos en Wall Street es que los activos se están cotizando aún se encuentran lejos de sus máximos. De hecho, los estrategas solo han recomendado el 52% de la asignación de acciones.

2. Los fondos de inversión aún albergan grandes sumas de capital que  definitivamente serán inyectadas en el mercado accionario de  New York, y que por ende aportarán mayor dinamismo a los papeles de las empresas del índice.

3. A la fecha, no se ha observado una migración importante de capitales de los bonos hacia las acciones. Por lo que se espera que ésta se dé en el futuro cercano.

4. Los niveles actuales de deuda de las empresas pertenecientes al S&P  se encuentran muy por debajo de los alcanzados en el último pico bursátil.

5. Las empresas estadounidenses gozan de óptimos niveles de liquidez.

6. Muchas de las compañías pertenecientes al S&P500 están pagando dividendos a sus accionistas, que superan a los retornos que generan los tesoros.

7. Las valoraciones de las acciones se mantienen en parámetros “normales”  de acuerdo con diversos sistemas de cálculo.

8. Los Estados Unidos sigue siendo el país más innovador del mundo. Esto le permite  a sus empresas un margen de maniobra bastante amplio para asegurar su crecimiento y permanencia y por ende, su potencial de revalorización.

9. Las acciones del S&P 500 siguen siendo al día de hoy, los mejores activos del mercado en su categoría.

10. La baja del precio del petróleo y la flexibilización de las políticas monetarias a nivel mundial, influyen positivamente sobre el negocio de las empresas que forman parte del conglomerado.

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global, asegura que el principal argumento que justifica la presencia del inversor en este índice, tiene que ver con la postura de la FED de mantener  bajas las tasas de interés de referencia, lo que trae como consecuencia que los bonos no sean una alternativa tan atractiva en comparación con las acciones.

 Al mismo tiempo manifiesta que “se deben mantener las alertas, debido a que una corrección en el precio de las acciones podría tener un gran impacto”. En ese sentido, aconseja mantener la diversificación de activos, abarcando tanto el mercado financiero estadounidense, como el de otras regiones.

En base con todos estos argumentos, no cabe duda de que éste índice sigue presentando un potencial de crecimiento que usted no debe perderse.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle un informe detallado sobre los pasos a seguir para invertir en el mercado bursátil Neoyorkino desde la Argentina, a través de su  Newsletter gratuitoSuscríbase al mismo haciendo un click aquí.

Deja tu respuesta