4 maneras de actuar en contra de la corriente para invertir con éxito

En este artículo de Inversor Global, conocerá las claves para no dejarse llevar por la mayoría a la hora de hacer negocios.

El principal factor que obstaculiza el éxito en el ámbito de las inversiones está relacionado con el aspecto emocional del inversor.

Para evitar que el tren emotivo tome el control de sus decisiones financieras, a continuación se presenta una serie de tips que le ayudarán a lidiar con él.

  1. Despreocúpese si no tiene nervios de acero

Hasta el inversor más experimentado tiene momentos de pánico ante los acontecimientos inesperados que surgen en los mercados. Cuando esto sucede, el análisis numérico y racional tiende a pasar a segundo plano. Sin embargo, es posible sacar provecho de esto.

En ese sentido, los expertos recomiendan optar por la tendencia contraria a la apuesta común de los mercados. Las inversiones contrarias requieren de cierta tolerancia al riesgo, pero en momentos decisivos, en los que las masas se inclinan por ciertas opciones, lo ideal es ir en dirección opuesta.

Esta estrategia encuentra su fundamento en el hecho de que la mayoría de las decisiones de inversión no tienen que ver con argumentos financieros sino emocionales, fenómeno muy característico de momentos críticos del contexto de negocios. En la mayoría de los casos, estas decisiones tienden a ser afines con las posiciones especulativas de la manda y al no ser del todo razonables, terminan por ser poco confiables. En ese caso, conviene optar por una postura contraria a la que sigue la corriente.

  1. Invierta en las acciones menos populares

Este consejo no se basa únicamente en el hecho de que las acciones menos demandadas son más baratas. Para convencerse de seguir esta sugerencia, piense en que el impacto de sorpresas gratas en  el caso de acciones populares y acciones que no lo son tanto, es asimétrico.

Cuando los mercados reciben buenas noticias sobre las empresas más reconocidas y cotizadas, el efecto sobre las participaciones de estas tiende a ser efímero. Por el contrario, cuando esto sucede en el caso de las compañías que están pasando desapercibidas al momento del anuncio, el impacto positivo tiende a ser de mayor magnitud y más duradero, debido a que es totalmente inesperado.

  1. El papel de las masas

El exitoso inversor David Dreman, explica que las emociones del ahorrista siempre van a transmitirle un mensaje de inseguridad, que generalmente buscará alejarlo de las decisiones de inversión contrarias a la corriente y sentirá la presión de invertir en aquello que está en boca de todos.

Para lograr lidiar con ello, es necesario tomar un momento para analizar el valor intrínseco de las empresas que están en juego, e inclinarse por aquella que realmente tengan potencial, independientemente de que las masas no estén hablando de ellas.

  1. Una regla simple para sacar a las emociones del juego

Un método efectivo para evitar que las emociones lo venzan a la hora de invertir es diseñar una estrategia en torno a mantener una presencia mínima en varias acciones baratas. Estas posiciones pueden limitarse a un 1% de la cartera por cada una.

De esa manera, la jugada es similar a la dinámica de un casino, en donde  existe la posibilidad de perder apuestas individuales pero al final se termina con ganancias, por el amplio tramo de opciones abarcadas que sí pudieran estar arrojando buenos resultados.

Si desea tener acceso a dos consejos adicionales para invertir en contra de la corriente, ingrese a este apartado especial que Inversor Global preparó especialmente para usted.

Deja tu respuesta